Así es el auténtico Trono de Hierro

Sí, lo sé, el título es un poco contradictorio. No hay ningún Trono de Hierro real. No existe. Yo lo inventé. Dije que estaba hecho de espadas fundidas, pero en realidad, fue hecho de palabras, al igual que todas las construcciones ficticias. Así comienza George R.R. Martin, autor de la serie de novelas de Canción de hielo y fuego, la … [seguir leyendo]

‘El dragón de hielo’, la incursión de George R.R. Martin en la literatura juvenil

Detalle de la portadaAdara es nina extraña: nació durante la peor helada de la que se tiene memoria y el frío se quedó para siempre dentro de ella. No juega con el resto de niñas, sino que lo que gusta es pasear sola por los campos llenos de escarcha y construir castillos de hielo. Un buen día descubre al dragón de hielo. Todos en el pueblo lo temen, pero ella va a encontrar en él un compañero de viaje…

George R.R. Martin hizo su particular incursión en el mundo de la literatura juvenil en 1980 con este cuento, ‘El dragón de hielo’. Ambientado en un universo no concreto, pero que parece guardar relación con el que sería el del los Siete Reinos de ‘Canción de hielo y fuego’, el autor traza en él una historia sencilla que es fiel a su propio estilo, aunque lo rebaje para un lector más joven.

Se trata un cuento bastante breve, en el que los principales temas que se tratan son los de la soledad, el paso del tiempo y la madurez, la guerra, y, en consecuencia, la muerte. Se le nota a Martin esa predilección por los personajes solitarios, distintos a los demás, y por esos escenarios evocadores de la soledad y el aislamiento, que en su caso se representan por las tierras heladas, sean por el cuento de Adara o por el Muro de ‘Juego de tronos’.

[seguir leyendo]

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar