Pandemia, de un brote de resfriado al Apocalipsis en cuatro turnos

Pandemia (Homoludicus)

Cuatro terribles enfermedades se han desatado en el mundo y los únicos que pueden evitar la aniquilación de la humanidad son los miembros de un equipo de especialistas encargados de contener su expansión mientras buscan desesperadamente la cura con la que erradicar cada una de ellas. Hablamos de Pandemia, uno de los juegos de mesa colaborativos mejor valorados por los aficionados recién editado en nuestro país.

Los jugadores deben trabajar juntos aprovechando las habilidades de sus personajes para planificar su estrategia en una carrera contrarreloj. En cada turno aparecen nuevos brotes a lo largo y ancho del globo y cuando una capital se ve saturada (lo que ocurre con extrema facilidad) se produce un estallido que expande el alcance de la infección a todas las ciudades conectadas. Creedme, no os gustará enfrentaros a una reacción en cadena.

[seguir leyendo]

Keltis, lo hemos probado

Keltis

Hablábamos hace unos días que entre las próximas novedades que Devir nos traía este mes se encontraba ‘Keltis’, premio Spiel des Jahres 2008. Pues por fin hemos podido probarlo y, sorpresa, ha superado nuestras expectativas.

En un par de ocasiones he hablado de esta joya de Reiner Knizia como de un “Exploradores para cuatro jugadores”. Qué corto me quedé. Aunque es cierto que ambos juegos comparten la mecánica básica, el tablero de Keltis es el auténtico protagonista, hasta el punto de que tratar de jugar con la misma mentalidad de ‘Exploradores‘ sólo te asegura la derrota.

Presentación

La presentación del juego es sencillamente preciosa, con unos degradados en verde e inscripciones célticas que llaman la atención desde un primer momento. Hasta el tacto de la caja es especialmente agradable. Fichas en madera pintada, cartas más manejables que las de su predecesor, un tablero muy céltico, y piezas adicionales que proporcionan ventajas y premios aleatorios que repartir entre las diferentes casillas, para que cada partida cambie. Hasta el interior de la caja ha sido diseñado como un símbolo céltico, con espacios de sobra para guardar los componentes.

[seguir leyendo]

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar