Nos quedamos sin Ghibli

Ghibli

Hace menos de un año los amantes del cine de animación despedíamos con honda emoción a un Hayao Miyazaki que se jubilaba, dejándonos huérfanos a sus incontables seguidores del genio que había puesto en pie la única compañía de animación capaz de tratar de tú a tú a Pixar.

En los meses que han pasado desde entonces, los rumores acerca de un cierre del departamento de animación de Ghibli eran cada vez más intensos y hace pocas horas hemos sabido de mano de Toshio Suzuki (uno de los productores dela compañía) que la casa de Totoro, Ponyo o Mononoke clausura su rama animada para quedarse como simple gestora de las muchas marcas registradas derivadas de sus producciones.

Para alguien que lleva siguiendo a las maravillas salidas de la imaginación de los responsables del estudio desde que hace casi tres décadas, que Ghibli cierre supone un duro varapalo, máxime cuando, además, era el «último» bastión de animación tradicional que se resistía a los avances de la tecnología digital. Hoy, sin duda alguna, el mundo del cine es un poco más gris.

Artículos destacados

3 comentarios en «Nos quedamos sin Ghibli»

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar