‘After Hours’, ¿quién detiene vinilos al vuelo?

Estoy convencida de que a casi cualquier fan del manga y aficionado a la cultura popular japonesa en general le suena, aunque no haya leído uno en su vida, el término Yaoi. Sin embargo si uso el término Yuri la reacción va a ser bien distinta, lo cual podríamos pararnos a analizar como reflejo del grado de visibilidad de las parejas de mujeres…porque como seguro alguno ha empezado a intuir por contexto el Yuri gira en torno a historias de amor entre chicas. Pero no me meteré a evaluar esas connotaciones socio- culturales. La noticia es que Fandogamia, una editorial que en su catálogo cuenta con originales mangas de corte autobiográfico que han explorado con tino la problemática LGTBIQ, añade a su oferta su primer Yuri, ‘After hours‘.

¿A quien no le ha salido rana un plan a última hora pero ha tenido la suerte de toparse con uno mejor? No es la tónica, pero es lo que le sucede a Emi cuando, tras ver que su cita se larga con un chico en sus mismas narices, conoce a la extrovertida Kei, una amante de la música que, a diferencia de ella, sabe disfrutar a tope del ambiente de una discoteca. Y lo que empieza como una distendida charla acabará en la cama del apartamento de ésta, pero no será la única novedad de esa noche en la vida de Emi.

After hours‘ no es, como puede hacer pensar en un principio esta sinopsis, un manga más de amor adolescente, de exploración y descubrimiento de la propia sexualidad. Ni siquiera es un shojo, sino que originalmente se publicó en una revista de corte seinen. Emi y Kei son dos mujeres que, superando la veintena, se conocen y la segunda le muestra a la primera un nuevo mundo que no es sólo este nuevo amor, sino la música. Kei es la llave (supongo que el autor también ha podido tener en cuenta está simpática homonimia) para que Emi se abra al círculo de los djs aficionados y de las fiestas en la que la música es la base. Y más cuando ésta le pide que se convierta en su vj (o videojockey) la persona encargada del apartado visual de sus sesiones.

Historia de corte costumbrista, que sabe equilibrar los episodios de corte más romántico con otros que son mero espejo de la vida cotidiana (el de la compra del ordenador) ‘After hours’ es un simpático cómic sobre el valor de la música en las relaciones humanas y la importancia de las nuevas experiencias. Sin trascendencia, un cómic entretenido sin más, con un dibujo agradable (que en esta edición además incluye algunas páginas a color) pero sin florituras y con un ligero toque caricaturesco, adecuado para una historia de corte vitalista y llena de pura energía.

Si lo que el lector busca es una trama atestada de pasiones más grandes que la vida, ardientes escenas de cama y jugueteos con erótico resultado nada de eso va a hallar en ‘After hours’. Es más, la escena más adulta que van a encontrar es la de sus dos protagonistas bromeando sobre el paso a la vejez. Pero sí va a poder disfrutar en este primer tomo de los tres que componen la obra de los pequeños matices de una relación entre el amor y la amistad en la que lo importante son las cosas, conocidas o no, que pueden regalarnos un momento de felicidad, del bullicio de la discoteca a la plácida soledad de las calles de madrugada. Un cachito de dos vidas que entretiene y satisface con poco que se conecte con sus protagonistas. Puede que éstas no sean las chicas que buscáis, pero sí las que pueden hacer vuestros ratos de ocio un poquito más divertidos.

After Hours

  • Autores: Yuuta Nishio
  • Editorial: Fandogamia
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 160 páginas
  • Precio: 8,50 euros
Oferta
AFTER HOURS 2
  • Nishio, Yuuta (Author)

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar