‘Adam y Eve vol.2’, giro hacia lo ¿implausible?

Si había una conclusión clara que sacar del primer volumen de ‘Adam y Eve’ que analizamos hace un par de meses, esa era que lo que Ryôichi Ikegami ofrecía en las páginas del manga publicado por ECC estaba a un nivel de narrativa tan espectacular como estirado era el guión cosido por Hideo Yamamoto. De hecho, ya lo decíamos entonces, dicha apreciación sobre las capacidades de exposición de la acción secuencial del dibujante era una evolución lógica sobre lo que podríamos haber afirmado sobre él hace dos décadas de habernos asomado con talante crítico a ‘Crying Freeman’, el título con el que el artista nipón se dio a conocer en nuestro país.

Huelga decir que esta segunda entrega en la que un par de asesinos invisibles acaban de los modos más brutales y sangrientos con ciertos variopintos miembros de la Yakuza japonesa —miembros que tienen habilidades especiales y muy desarrollados de manera individual uno de los sentidos por encima de los demás—, sigue moviéndose por similares derroteros, y el nivel que ostenta la secuencia de viñetas que va hilvanando Ikegami es alucinante y de una vocación cinematográfica que asombra, volcando el mangaka toda su atención en que las secuencias de combates que aquí se siguen sucediendo dejen ojiplático hasta al lector más curtido. Pero, ay, lo que en el arranque parecía que iba a ser una mera historia de violencia desatada y poco más, se torna aquí en algo que, a título personal, no me ha convencido en absoluto.

En lugar de dejar a la imaginación del lector la posible procedencia de los dos entes invisibles —hombre y mujer para más señas— que no tienen reparo en reventar cabezas o en doblar a los criminales por la mitad, Yamamoto opta por invertir el último tercio de la acción en elucubrar una explicación tan alocada que termina antojándose implausible. ¿Implausible? ¿En serio? Sí, lo sé, en un cómic en el que hay personajes invisibles cabría pensar que todo vale, pero lo que el guionista elucubra es algo tan retorcido, tan carente de sentido y tan «loco» que, al menos a este redactor, saca a empellones de lo que había estado disfrutando hasta entonces. Afortunadamente, ese tramo final no arruina del todo la notable percepción previa y permite recomendar encarecidamente, para los amantes de la violencia extrema, un manga ejemplar en ese sentido.

Adam y Eve vol.2

  • Autores: Hideo Yamamoto & Ryôichi Ikegami
  • Editorial: ECC
  • Encuadernación: Rústica con sobrecubiertas
  • Páginas: 272 páginas
  • Precio: 10,40 euros en

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar