‘Un Cesto Lleno de Cabezas’, el nuevo terror

Con este ‘Un Cesto Lleno de Cabezas’ se da el pistoletazo de salida al sello creado en DC Comics para lucimiento de Joe Hill, sensacional escritor y guionista de tebeos, curtido en el género de lo fantástico y lo terrorífico. Sí señores, a sus estupendas novelas “Fantasmas” y “El Traje del Muerto” se unen títulos comiqueros como “La Capa” o esa obra maestra titulada “Locke and Key”. Parece que en la editorial de Burbank pensaron lo bien que vendría incorporar a su catálogo a una estrella como el señor Hill así que aprovecharon su sello “Black Label” para que le brindara cobijo a “Hill House Comics”, línea editorial heredera de Vertigo y creada exclusivamente para que sirviera como patio de juegos a un motivadísimo Hill. La primera oleada estaría compuesta por cinco miniseries, cinco títulos de los que dos de ellos contarían con sus guiones, el resto tendrían equipos creativos de renombre que, de alguna manera, estuvieran relacionados con el terror en el pasado (así a bote pronto, el dibujante Kelley Jones no puede tener un estilo más apropiado para este género).

La premisa de partida de este “Cesto” no puede ser más interesante y loca, uno de esos relatos que te atrapan desde el principio y no puedes dejar de leer hasta haber pasado la última página. Nos aproximamos al final del verano del año 1983 en un pueblecito de Maine, Brody Island, un lugar tranquilo en el que la joven June Branch y su novio Liam disfrutan de estos últimos días de la estación. Él ha estado trabajando durante las vacaciones como ayudante de policía y, cuando todo parece que va a finalizar sin novedades ni sobresaltos, cuatro convictos de la prisión de Shawshank se fugan. La cosa empieza a torcerse cuando estos tipos secuestran al pobre Liam y lo castigan a base de bien. Después el panorama no mejora demasiado ya que nos deja a June sola ante cuatro criminales peligrosos encerrados en una casa. ¿Qué podrá hacer nuestra intrépida protagonista? Olvidé mencionar la existencia de un hacha vikinga del siglo VIII que al decapitar a alguien no mata, deja el cuerpo inerte por un sitio y una cabeza parlante por otro. Parece que ya no se encuentra tan desarmada.

Como podrán imaginarse, incluso tratándose de un relato de terror, no estamos ante lo que podemos considerar una historia más. Sí, hay muertes, decapitaciones, torturas, desmembramientos y momentos bastante sórdidos pero también existe un elemento diferenciador de todo lo que hemos leído anteriormente: la delicada y frágil protagonista termina convirtiéndose en la asesina en serie del relato. Juega un doble rol víctima/asesina que le sienta de maravilla a la miniserie, no sabiendo muy bien el lector si ponerse del lado de ella o de los presidiarios. Hill se permite añadir retazos de otros géneros como un buen puñado de  humor negro para que todo termine de funcionar a las mil maravillas, eliminado cierta tensión y suspense de la trama y aportado algo de respiro al lector. A los lápices nos vamos a encontrar al italiano Massimiliano Leonardo, también conocido artísticamente como Leomacs, dibujante fogueado en colecciones de Bonelli como Dylan Dog o Tex y que aquí se destapa como todo un descubrimiento gracias a su fluida narrativa que viene acompañada por unos personajes perfectamente definidos y de gran expresividad, consiguiendo un resultado final más que notable. Esperaremos al resto de historias con bastantes ganas ya que si todas están la mitad de bien que esta le auguramos un futuro bastante prometedor a este nuevo sello.

[Grade — 8.50]

Un Cesto Lleno de Cabezas

  • Autores: Joe Hill y Leomacs
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 184 páginas
  • Precio: 21.50 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar