‘Ultralazer 1. Horb y Bouko’, mirando a Ghibli…y más allá

Ante una portada que evidencia con claridad hacia donde van los tiros fundamentales de este ‘Ultralazer‘ —porque, a ver, si no sabéis que me estoy refiriendo a ‘La princesa Mononoke‘, ya me estáis revisando la cinta de Hayao Miyazaki…y de paso toda la filmografía del maestro nipón, carajo—, es en ese «y más allá» del título donde más nos vamos a detener a la hora de echar un vistazo a este crisol de referencias que cuecen, a seis manos, Pauline Giraud, Maxence Henry e Yvan Duque. Y es que, a poco que uno comience a rascar sobre la bella pátina de un tebeo que, en términos visuales, es el hijo bastardo de la forma de entender los escenarios de Ghibli y una narrativa que tan pronto mira a occidente que lo hace al lejano oriente —y ahora volveremos sobre ella, lo que más nos ha convencido de este primer volumen—, descubrirá que hay aquí lugar para fantasía heroica a lo Tolkien, acción y combates a lo Toriyama y un desenfado a la hora de mezclar géneros que la acerca, por ejemplo, de una forma algo lejana, eso sí, al ‘Thorgal‘ de Van Hamme y Rosinski.

Resultado de tamaña mezcolanza —en la que incluso cabría rastrear ecos a ¡¡Pokemon!!— es una aventura loca y tremendamente entretenida en la que el héroe es muy héroe y los villanos muy villanos. Una aventura marcada a fuego por el talante de viaje iniciático que de manera tan amplia y en tan incontables ocasiones hemos podido disfrutar en infinitas historias de la literatura, el cine o, por supuesto, el cómic. En ese sentido, ‘Ultralazer’ no trata de reinventar la rueda y asume muy pronto y de manera muy honesta las limitaciones por las que va a moverse, sorprendiendo una y otra vez el que, incluso bajo la alargada sombra de éstas, sea capaz de no sucumbir al peso que ostentan y salga airosa en el intento de sorprender al lector e impedir, hasta cierto punto, que éste pueda anticiparse a lo que va sucediendo.

Este logro, que tanto nos engancha por aquí, cabe asignarlo de manera fundamental a ese tono alocado y ecléctico que, pegado a la máxima del «todo vale», hace que cada batir de página encierre una incógnita por resolver. Lo que no es ninguna incógnita es que, cabiendo la posibilidad de que te guste más o menos cómo ‘Ultralazer’ despliega sus encantos desde la historia, resulta del todo imposible no dejarse conquistar por un dibujo que, responsabilidad de Maxence Henry e Yvan Duque, es un experimento bellísimo que hace reposar en el primero el diseño de unos personajes que, llenos de dinamismo —y muy claras influencias del mundo del mangase superponen a unos fondos pintados con acuarelas por el segundo que son una auténtica maravilla. Y si la historia funciona y el arte, aún más, huelga decir que ‘Ultralazer’ parte de una combinación ganadora que, además, cuenta con el añadido de saber convencer por igual a grandes y pequeños de la casa. Muy recomendable.

Ultralazer 1. Horb y Bouko

  • Autores: Pauline Giraud, Maxence Henry, Yvan Duque
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 128 páginas
  • Precio: 20 euros

Oferta

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar