‘Thunderbolts. La ascensión de Norman Osborn’, prefigurando la grandeza

No hay vuelta de hoja al hecho de que, en su momento de mayor esplendor, la Marvel de hace dos décadas, aquella cuyos designios comandaban con pulso firme y mayor brillantez nombres como Brian Michael Bendis, Mark Millar o Ed Brubaker, ofrecía una pléyade de propuestas a cada cual mejor, configurando una oferta mensual que, a la par que inabarcable, se nos antojaba imprescindible a todos los que, como servidor, no salían de su asombro cuando se topaban con cabeceras como esta encarnación de los Thunderbolts. Una serie que ya había nacido con ansias de sorprender al público allá por aquél aciago año en que los mayores héroes de la Tierra se fueron a dar una vuelta por el ‘Heroes Reborn’, que gracias a Kurt Busiek y Mark Bagley se convertía en una fan favourite y que, una centena de números después, demostraba que necesitaba, y con urgencia, alguien que le diera un par de vueltas y la devolviera, novedosa y reciclada, a los lectores. Y ese genio no era otro que Warren Ellis, un escritor que sabiendo el momento en el que la ‘Civil War‘ había dejado al Universo Marvel, se proponía dar otro zapatazo de consideración en la mesa de la Casa de las Ideas sometiendo a la serie a una somera, pero decisiva iteración sobre los esquemas de los que había partido Busiek años atrás.

Así, si el veterano escritor se había sacado de la chistera que el grupo de héroes que habían venido en sustitución de los ausentes Vengadores, no eran más que villanos reciclados por obra y gracia de la voluntad del Barón Zemo, lo que hace Ellis es rizar el rizo, situando al frente de la nueva formación de la agrupación a un «reformado» Norman Osborn que no necesita de subterfugios ni engaños para, con toda la autoridad que le ha conferido el gobierno estadounidense, poner bajo un mismo techo a Veneno, Piedra Lunar —inesperada y controvertida líder del nuevo grupo—, Bullseye, Pájaro Cantor, el Hombre Radiactivo, el Espadachín y Penitencia. Todo un rosario de personajes que abandonan la ambigüedad que, en cierto modo, abrazaba Busiek, para situarse de manera categórica en el lado oscuro del panteón marvelita. Pero, claro está, allí donde los Thunderbolts originales se movían bajo los hilos perfectamente coordinados de Zemo, estos nuevos anti-héroes lo hacen bajo la siempre inestable sombra del antiguo Duende Verde y, más aún, dentro de las luchas intestinas de poder que se plantean entre Osborn, Pájaro Cantor y Piedra Lunar. Eso, y la gozada que es observar cómo Ellis va describiendo a tan amorales personajes, contrasta, aunque en este Must-Have no nos vayamos a percatar de ello, con la brevedad de la estancia del guionista a bordo de la colección —tan sólo 12 números— y el que dejara varias líneas argumentales abiertas que nos hubiera encantado ver cerradas, y bien cerradas, de su puño y letra.

La otra mitad de la propuesta, la que descansa en las hábiles manos de Mike Deodato Jr. prefigura, como adelantamos en el titular, la grandeza que, poco tiempo después, cabrá encontrar en ‘Vengadores Oscuros‘, heredera directa de los postulados de esta etapa de ‘Thunderbolts’ y uno de los momentos más álgidos de la Marvel de las dos últimas décadas: el estilo del brasileño, que ya aquí empieza a evidencia sus deudas para con las referencias fotográficas —ese Osborn con el rostro de Tommy Lee Jones—, está a punto de llegar al culmen que supondrán las planchas de la citada versión tenebrosa de los Vengadores, y la espectacularidad de algunas de las splash que aquí cabe encontrar —esa doble con Venom encarándose con el Espadachín…por decir sólo una— sólo sirve para engrandecer un conjunto sólido y, por supuesto, entretenido como el solo.Nuff said!!!!

Thunderbolts. La ascensión de Norman Osborn

  • Autores: Warren Ellis y Mike Deodato Jr.
  • Editorial: Panini Comics
  • Encuadernación:Cartoné
  • Páginas: 304 páginas
  • Precio: 24 euros
Oferta

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar