‘The Umbrella Academy 3: Hotel Oblivion’, en cartoné todo sabe mejor

No suele ser habitual. De hecho, escasísimas son las ocasiones en las que hemos contado con ellas, pero hoy nos acompaña una firma invitada: la de José María Pérez Cuajares, redactor de Cómic Digital y un viejo amigo y colaborador en mil batallas de este redactor. Sin más, os dejamos con él y con sus impresiones sobre el tercer volumen de ‘The Umbrella Academy’.

Cuando todo parecía indicar que esa pequeña joya llamada ‘The Umbrella Academy‘ tan solo contaría con dos entregas: ‘Suite apocalíptica’ y ‘Dallas’, Dark Horse le alegraba el día a millones de aficionados anunciando en 2018 la publicación de una tercera tanda de capítulos en los que continuar explorando a este peculiar familia de superhéroes, de nuevo de actualidad gracias a la exitosa adaptación para la pequeña pantalla que está llevando a cabo Netflix. En este caso, son siete las entregas de que se compone ‘Hotel Oblivion’, la más compleja y al mismo tiempo fascinante de las historias urdidas hasta el momento por Gerard Way, su creador y guionista.

Antes de seguir, toca hacer un pequeño resumen de quién es quién en la serie, más que nada porque entre la segunda y la tercera parte de la colección ha pasado la friolera de 10 años. Para que luego digan que los fans no somos gente paciente y tolerante. Para quien no tenga aún el placer de conocerlos, Sir Reginald Hargreeves es un misterioso benefactor que ha adoptado siete niños nacidos de forma simultánea y de distintas madres con una sencilla misión: salvar el mundo. Bajo la tutela de “el monóculo”, nombre en clave del carismático líder, estos chicos y chicas han desarrollado sus poderes, que van desde la superfuerza de Spaceboy, la capacidad única de sugestionar a quien la escucha de “el rumor”, o el poder de viajar en el tiempo de número cinco. Desde el comienzo de sus aventuras, la serie ha potenciado siempre el componente de familia disfuncional entre sus miembros, y no es extraño ver a estos peculiares hermanos discutir o incluso enfrentarse haciendo uso de sus poderes, todo ello en medio de la típicas aventuras que les llevan a salvar la Tierra una y otra vez. No digo nada nuevo si comparo la colección con la etapa de Grant Morrison en ‘La Patrulla Condenada‘, y es que el ritmo frenético, la irrepetible colección de personajes secundarios que llenan sus páginas, y la condición de “Serie en la que todo puede pasar” es compartida por ambas cabeceras.

Llegamos ahora a ‘Hotel Oblivion’, en la que descubrimos que Sir Reginald Hargreeves decidió en su momento desterrar a los villanos que el grupo de héroes derrotaba a un peculiar Hotel, situado en una dimensión de bolsillo, que con el tiempo ha demostrado no ser todo lo segura que parecía, y de la que intentarán escapar dos de sus huéspedes, cosa que pondrá en jaque a Vanya, Spaceboy, Número cinco y el resto de la familia, ahora dispersos por Tokio, Wisconsin o el desierto, y que deberán de nuevo reunirse para detener la amenaza que se acaba de desatar. A partir de aquí, Way desarrolla una trama magníficamente bien construida, que cuenta con la complicidad del lector pues no se desvela del todo hasta bien entrada la segunda mitad, y que como viene siendo habitual, arroja ideas suficientes, como el propio concepto del transespacio, que por si sola darían para varias series regulares.

Sobre el dibujo de Gabriel Bá, reconocer que estamos ante uno de esos casos en que no imaginamos la serie dibujada por otras manos. La simbiosis entre guionista y dibujante es total, y cualquier locura que pase por la cabeza de Way encuentra forma en las manos de Bá en cuestión de minutos. Basta echar un vistazo a las páginas finales del tomo, entre cuyos extras podemos disfrutar de diseños de personajes y bocetos varios para descubrir que nada es casual. El propio diseño del Hotel que da nombre a la saga es un minucioso trabajo que explica el detalle y mimo que Bá pone en cada página. Su estilo, como el de un Mike Mignola desatado, sin un editor a la vista que le corrija, es perfecto para plasmar personajes como Obscura o Perseus X, que poco o nada hubieran dicho al lector en manos de otro dibujante. El nivel de cariño y detalle del dibujante le lleva a diseñar hasta del logo que lucen en su chupa los miembros de la banda “Madres de la agonía”, a pesar de que en la enloquecida trama no pasen de ser unos meros secundarios.

Como en los otros dos volúmenes, Norma publicó primero el tomo en rústica, y ahora podemos disfrutar de la edición en cartoné, plagada de extras y portadas alternativas, y mil y un detalles para disfrutarlo con calma. Basta quitar las guardas y pasar los dedos por el ahora icónico logo del paraguas estampado sobre las tapas del volumen para saber que estamos a punto de embarcarnos de nuevo en un viaje irrepetible. El tomo se cierra con un cliffhanger antológico. y sólo podemos esperar que no tengamos que aguardar otra década para conocer su continuación y las nuevas aventuras de Umbrella Academy, uno de los cómics más originales y recomendables que han llegado a las estanterías en los últimos años.

Umbrella Academy: Hotel Oblivion

  • Autores: Gerard Way y Gabriel Bá
  • Editorial: Norma Editorial
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 240 páginas
  • Precio: 26 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar