‘Superman. El hombre de acero’, un arranque soberbio

Si hay una miniserie fundamental en la historia de Superman, al menos en lo que a mi bagaje con el personaje se refiere, esos son los seis números con los que John Byrne arrancó su andadura a bordo de las peripecias del último hijo de Krypton a mediados de los ochenta: en aquellas páginas que sentarían las bases para la que sigue siendo una de las mejores etapas que ha conocido el hombre de acero —ya sea en ‘Superman‘ como en ‘Action Comics‘— Byrne cogía las riendas del superhombre por excelencia tras el reinicio del Universo DC que habían supuesto las legendarias ‘Crisis en Tierras Infinitas‘ y lo llevaba, gracias a un guión cargado de ingenio y un dibujo que pasaba por el mejor momento del artista, a cotas que no creo exagerar si afirmo que no han sido superadas —quizá sí igualadas, pero eso mejor lo dejamos para otro momento— a día de hoy.

Con ‘Man of Steel‘ siempre como referencia personal de lo mejor que se puede hacer con la dupla Clark Kent/Superman, que Brian Michael Bendis llegara a DC y, en su desembarco, se hiciera cargo de Superman arrancando su andadura con una miniserie de seis números titulada ‘Man of Steel’ no era, ni mucho menos, un movimiento casual ni por parte del guionista ni, por supuesto, por parte de una editorial que echaba toda la carne en el asador después de que Peter J. Tomasi reorganizara de forma brillante el desbarajuste en el que se encontraba el microcosmos del personaje tras las Nuevas 52. Declaración de principios en toda regla, lo que estos seis números ofrecen no llega a estar a la altura de lo que Byrne planteaba pero también es cierto que los tiempos han cambiado y que la lectura que hoy, treinta y muchos años de historias después, tenemos del personaje, requería de la habilidosa mano de la otrora estrella de Marvel.

Con Bendis de por medio, lo que plantea esta introducción a lo que veremos a lo largo de los dos años y unos cuantos meses en los que el guionista se ocupará de las dos cabeceras del personaje pasa por reinventar, de alguna manera, a la peor némesis que se ha cruzado en el camino de Kal-El —Juicio Final, por si no está claro—, sacándose de la manga el escritor a otro superviviente de Krypton, un asesino despiadado que sólo busca la muerte de la última traza de vida que quede del desaparecido planeta…y todo lo que se interponga en su camino. Volcando ahí toda la vertiente de acción de la miniserie, Bendis dedica la otra mitad de sus esfuerzos a establecer las bases que, ancladas a la vida privada de Clark, a su relación con Lois y a lo que Jon atañe, poco a poco llevarán al mayor terremoto que ha conocido la vida del superhombre en muchos años: la revelación de su identidad secreta.

Mientras eso sucede —y no sucederá hasta que la estancia de Bendis comience su cuenta atrás— lo que queda recogido en estas páginas es de una espectacularidad considerable, ya por el tono épico que el guionista imprime a la acción como, por supuesto, por el ASOMBROSO elenco que su nombre consigue atraer, juntándose aquí talentos que, con trayectorias tan intachables como las de Jim Lee, Jose Luis García López, Ivan Reis, Jason Fabok, Evan Shaner, Steve Rude, Ryan Sook, Kevin Maguire o Adam Hughes, no necesitan de ningún tipo de análisis que su sola mención haga completamente inútil. Así que, ya lo sabéis, si estabais esperando el momento idóneo para volver a asomaros a la vida de Superman, pocas veces os lo habrán puesto más fácil.

Superman. El hombre de acero

  • Autores: VVAA
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 192 páginas
  • Precio: 21,50 euros
Oferta

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar