‘Suicidas’, Bermejo insiste al completo

Los que ya habíamos caído rendidos ante su muy identificable forma de contar historias desde que lo descubriéramos en ‘Batman/Deathblow‘ y viéramos su evolución a pasos agigantados cuando la dupla ‘Joker‘ / ‘Luthor‘ desembarcaba en nuestras tebeotecas, no teníamos duda alguna de que, en algún momento del futuro, Lee Bermejo se iba a descolgar con algún proyecto personal en el que, firmando como autor completo, lograra dar salida a las ideas que bullían en su cabeza. Y a fe mía que lo hicieron. Primero, en la extraordinaria ‘Batman: Noel‘, aquella versión del ‘Cuento de Navidad‘ de Charles Dickens con la que el artista convertía a Batman en Scrooge y a los cuatro fantasmas que lo visitan en la víspera de la festividad navideña en Jason Todd —como el antiguo ayudante que se le aparece para avisarle de la próxima llegada de los otros tres—, Selina —el pasado—, Superman —el presente— y, cómo no, Joker —el futuro. Y, después, en este ‘Suicidas‘ con el que Bermejo voló completamente solo sin echar mano ni de novelas por todos conocidas ni de personajes más que universales.

Recogidas ahora por ECC las dos miniseries que se desarrollaron en el particular microcosmos ideado por Bermejo, hay que apuntar que, percepción ya obtenida en el momento de su lectura original, la segunda de ellas —la primera en aparecer en este volumen y que narra, a modo de precuela, acontecimientos muy anteriores a los de la miniserie original—, que firma Gerardo Zaffino al dibujo, es una nadería de considerable calado: más allá de situarse en el mismo marco geográfico e introducir el enclave de Los Ángeles después de que un terremoto, no sólo redibuje su geografía física sino también su distribución social, ‘Suiciders: Kings of HelL.A» se queda muy lejos de lo que Lee Bermejo había conseguido con el producto original, tanto a nivel de guión, plagado este de personajes poco interesantes y de una acción que nunca termina de enganchar como, sobre todo, si del sucio y un punto feista trazo de Zaffino estamos hablando.

Ante tal situación, la pregunta obvia es ¿vale la pena entonces adquirir este ‘Suicidas’ si su primera mitad es de tan escueto calado? La respuesta no podría ser más contundente: SÍ. Y dicha respuesta afirmativa se debe única y exclusivamente a que lo que pone en juego Bermejo es de un nivel soberbio. Bien es cierto que el estadounidense no reinventa la rueda al coser una trama más o menos arquetípica de cine negro con un escenario semi-apocalíptico que parece el resultado del improbable cruce entre ‘Rocky’ y ‘Perseguido’. Pero aunque la mezcla podría haberle reventado en la cara y algunos de los textos de apoyo parecen querer enmarañar en exceso lo directo del discurrir de la historia en una cualidad que parece heredada de Brian Azzarello, el conjunto, como digo, atrapa tanto a base de sus muchos giros que, a la postre, terminan perdonándosele todos sus pecadillos. Algo a lo que ayuda, y de qué manera, un dibujo para el que, sinceramente, nos faltan calificativos.

Habiendo dado esos saltos de gigante que apuntábamos al comienzo, Bermejo llega aquí con sus habilidades narrativas y gráficas completamente pulidas, y no hay una sola plancha en ‘Suicidas’ que no merezca quedarse contemplándola un buen rato, ya estemos hablando de aquellas que colocan a dos personajes charlando, ya aquellas que, dentro del coliseo que es personaje secundario de relevancia, enfrentan al protagonista en alguno de los letales duelos en los que se juegan la vida los Suicidas, esos gladiadores modernos que dan título a la serie. Es una lástima que, con lo bien armado que deja Bermejo todo para continuar ‘Suicidas’ —lo que no quiere decir que los números que conforman su miniserie no puedan leerse como un hecho aislado y concluido—, la cabecera no contara con más continuación que la precuela anteriormente citada. Esperemos que Bermejo decida algún día volver a asomarse a su distópica Los Ángeles. Aquí estaremos para dar cuenta de ello si así fuera.

Suicidas

  • Autores: Lee Bermejo, Alessandro Vitti y Gerardo Zaffino
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 304 páginas
  • Precio: 32 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar