‘Spiderman. Entre los muertos’, Millar, sí, pero de la parte media/baja de la tabla

Cualquier vistazo a cualesquiera de las reseñas que podéis encontrar en la hemeroteca de Fancueva sobre material firmado por Mark Millar arroja, sobre todo, una reflexión clara: que este redactor «bebe los vientos» por las formas del escocés y que incluso sus obras de menor calado son tenidas en alta estima —bueno, menos ‘Sharkey Cazarrecompensas‘, que de verdad que no había por donde cogerla—. Ahora bien, como creo haber dicho alguna vez, tener a un artista en tan enorme consideración no significa quedar completamente cegado y falto de criterio para dirimir un cómic por él firmado en ámbitos tan extremos como lectura obligada y lectura-muy-entretenida-que-si-no-se-hace-tampoco-pasa-nada. A este último grupo pertenece, obviamente, el ‘Spiderman. Entre los muertos‘ que ahora nos presenta Panini en su sello Must-Have.

Enmarcado en ese proyecto llamado Marvel Knights que se disolvió casi de tapadillo y cuya idiosincrasia al nacer era la de ofrecer material de corte más adulto protagonizado por los personajes de siempre de la editorial, los doce números de ‘Spiderman. Entre los muertos’ aquí incluidos cuentan con un par de valores de peso en el terreno gráfico y lo que debería haber redondeado la apuesta, el guión, se queda en una inane tierra de nadie. Un guión que, sí, tiene muchos de los factores que han hecho grandes a otros tebeos de Millar —esos diálogos plagados de referencias a la cultura popular y cargados de verismo que son tan marca de la casa están aquí muy presentes— pero que, en esta ocasión, no se conjuran con la alquimia a la que estamos acostumbrados y lo que dejan es un relato «de andar por casa» que tira de clichés y que, salvo algún apunte suelto, podría haber quedado enmarcado sin más revuelo en la continuidad de la cabecera regular del trepamuros.

Quedando pues como un arco más o menos aislado —por mucho que la historia tenga su desarrollo, nudo y desenlace su entendimiento queda indisolublemente unido a lo que vino antes que ella, y hay numerosos apuntes a lo largo de la historia para apuntalar esa «sensación»—, es en el trabajo de Terry Dodson y en el del siempre ENORME Frank Cho donde las 300 páginas brillan con inusitada intensidad: debilidad personal, es una lástima que el artífice de ‘Liberty Meadows‘ sólo intervenga en dos de los doce números que Mark Millar está al frente de la cabecera porque Dodson, aún realizando un trabajo impecable, nunca se deshará por completo a mis ojos, por mucho que disfrute con cosas suyas como ‘Red One‘ o ‘Adventureman‘, de la alargada sombra de Adam Hughes.

Queda pues este ‘Spiderman. Entre los muertos’ como un proyecto destinado a los completistas más recalcitrantes, aquellos cuyo TOC no les permite dormir tranquilos sino tienen hasta la última acotación de un artista…por muy regular que ésta pueda llegar a ser. ‘Nuff said!!!

Spiderman. Entre los muertos

  • Autores: Mark Millar, Terry Dodson y Frank Cho
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 304 páginas
  • Precio: 22 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar