‘Sniff’, érase una nariz a un amante pegada

Con la excepción de Gogol, que supo sacar el mejor partido a una nariz fugitiva en el clásico relato, la parte más prominente de nuestros rostros ha tenido poca suerte en el terreno de la literatura y otras ficciones  Ojos, boca y melena son bello objeto de adoración poética, la oreja buen ingrediente en perturbadoras escenas de películas como ‘Terciopelo azul‘ y ‘Reservoir dogs‘, pero la nariz, la napia, el naso…queda relegado a mero receptor olfativo. ‘Sniff’ llega dispuesta a romper una lanza en su favor y ¿que mejor manera que a través de un tema tan universal como el amor?. Preparen el pañuelo

Empezar la lectura de ‘Sniff’ es toda una aventura surrealista. Una pareja, un viaje, el hotel y la nieve. Pero algo no encaja, bocadillos surgen de sus figuras pero parecen no hablar de sí mismos o, al menos, hacerlo en tercera persona. Más de una explicación peregrina puede acudir a nuestra mente como que estén poseídos o ser extraterrestres, o que, sencillamente, sufran algún tipo de trastorno mental. Pero a medida que avanzan las páginas vemos que la solución ha estado ante nuestras narices todo el rato, y nunca mejor dicho, ya que en ningún momento hemos escuchados las voces de estas dos personas sino de los dos apéndices que brotan de sus caras.

Lo que en principio podría parecer una broma a la que poner fin cuando descubrimos la identidad de los interlocutores, muestra pronto que es algo más. Sin perder un toque de humor (revelador es cuando nuestros protagonistas hablan de olores o bigotes) ‘Sniff’ es una historia de amor y desamor, de dos seres condenados a depender de las decisiones de los dos humanos que les han tocado por azar, eternamente cercanos pero raramente unidos del todo. Todo una pieza de amor fou en una pareja que, aunque lo intente (y en algún momento parece conseguirlo, aunque la ambigüedad es uno de los puntos fuertes del relato), no parece llamada a decidir su propio destino haciendo que la trama pivote continuamente entre lo cómico y lo trágico, suponiendo una auténtica odisea para sus autores, Fulvio Risuleo y Antonio Pronostico, conseguir que nos tomemos en serio una trama que suena a broma.

Visualmente ‘Sniff’ es una auténtica delicia. Huyendo de trazos innecesarios, construyendo las figuras entre color y sombra, mientras juega con la bicromía y los colores planos la obra presenta un exquisito uso del blanco (no olvidemos que parte de la acción transcurre en la nieve) y las formas más simples. Sus splash pages se antojan puras postales haciendo que nos recreemos continuamente en un estilo engañosamente sencillo que consiguen dar expresividad, gracias al enfoque, a algo tan inexpresivo como es la nariz. ‘Sniff’ es una de esas obras que en más de un momento, gracias en parte a la ausencia de diálogos en varias escenas de la misma, nos hace pensar estamos ante un libro ilustrado creando imágenes realmente evocadoras. Un cómic cuya portada supone una extraña invitación, con el primer plano de un rostro femenino con fuerte eco de estampas orientales y un título que da poca pista sobre el contenido pero cuyos matices quedan perfectamente explicados en la penúltima página de este tomo. Pero tras ella se oculta una propuesta fresca, una personalísima manera de contar una historia de amor a cuatro que consigue, superada la risita inicial (una pequeña prueba a superar para disfrutar plenamente del volumen), sorprendernos. Una trama como la que cuenta ‘Sniff’ no desentonaría en una cinta de Bill Plympton, pero consigue hacer valer su estilo propio. Simplemente, y en más de un sentido, una historia de narices.

Sniff

  • Autores: Antonio Pronostico y Fulvio Risuleo
  • Editorial: Dib-buks
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 112 páginas
  • Precio: 21 euros
Oferta
SNIFF (VELA GRAFICA)
  • Pronostico, Antonio (Author)

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar