‘RIP vol.1: Derrick’, viviendo de los muertos

Poco a poco, título a título, volumen a volumen, Ponent Mon ha sabido encontrar una personalidad editorial tan identificable como la que, en otro ámbito del mundo del cómic patrio, pudieran tener ECC o Panini, caracterizadas como éstas están por ser las contrapartidas en castellano de DC y Marvel, un hecho que facilita mucho la consecución de una seña de identidad inequívoca. Pero la empresa dirigida por Amiram Reuveni ha llegado a ese punto en que, sin atender a la presencia del logotipo en la portada, puede saberse casi sin margen de error que ésta o aquella novedad son de las suyas, y eso es algo aplicable tanto la vertiente europea de su labor editorial como, por supuesto, a la puntual apuesta por el mercado asiático que, más allá de Jiro Taniguchi, vienen haciendo desde siempre: lo curioso del caso es que, más allá de una clara sensación de pertenencia al sello, servidor sólo se atrevería a apuntar como denominador común cierta cualidad de lo que Ponent Mon publica en tebeo europeo, una que parece querer de manera consciente «apartarse de los focos» y que tiende a buscar en los márgenes del mercado francobelga aquellas propuestas que, después, terminan en sus siempre interesantes volúmenes.

Ese es el caso, claro está, de este primer integral de ‘RIP‘ que hoy os traemos, una BD de humor negro negrísimo que parte de una premisa tan cínica como hilarante. Lo que Gaëtan Petit nos propone aquí es adentrarnos en la vida del Derrick que da nombre al tomo, un cuarentón que vive una existencia grisácea y que trabaja en un empleo de lo más oscuro: la empresa que le tiene contratado se dedica a acudir a domicilios en los que se hayan encontrado difuntos que no tienen herederos para, literalmente, saquear todas las pertenencias del finado, almacenarlas y, posteriormente, proceder a su subasta. Un negocio bastante lucrativo en el que los jefes vigilan con lupa a unos empleados que se la juegan si intentar despistar una joya o algo de efectivo.

Y eso es lo que, precisamente, hace Derrick, «birlar» un anillo que vale una pasta, lo que da pie a que, unido a ese sentido del humor que, en ocasiones, raya en la animalada, Petit construya un relato no exento de tensión que, caracterizado por el caricaturesco dibujo de Julien Monier, se sienta siempre como una tremenda sátira acerca de lo materialista de nuestra puñetera sociedad que, por medio de las constantes arremetidas contra nuestro sentido del decoro, arranca una y otra vez risotadas que ponen a prueba constante nuestro pundonor. Gracias a eso, ‘RIP’ se alza como una lectura tremendamente recomendable que deja con ganas de saber qué burradas se le ocurrirán a su guionista para futuras entregas.

RIP vol.1: Derrick

  • Autores: Gaëtan Petit y Julien Monier
  • Editorial: Ponent Mon
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 112 páginas
  • Precio: 25 euros
Oferta

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar