‘Relatos Salvajes Vol. 2: Ka-Zar, Shanna y Otros Personajes’, finiquito de lujo para una cabecera mítica

Estos chicos de Panini siempre están en todo. Si deciden publicar “La Espada Salvaje de Conan” en su totalidad (al menos esa es su intención) rápidamente se sacan de la manga un par de volúmenes extras en los que recuperan la mítica cabecera donde el cimmerio hacía su debut. De esta manera ya podemos disfrutar de este ‘Relatos Salvajes Volumen 2: Ka-Zar, Shanna y Otros Personajes’, una segunda entrega que finiquita un material tan mítico como breve y que sirve como complemento perfecto a esa “Espada” que tan buenos resultados de venta le está proporcionando. Bien es cierto que algo ha quedado fuera de esta selección ya que las páginas protagonizadas por Kull, Brak el Bárbaro o Jenn de la Jungla no las vamos a encontrar por aquí al igual que el único anual de la colección. Desconocemos las razones puesto que Panini es muy dado a ofrecer ediciones más que completas en sus tomos, pero bueno, sus motivos tendrán tenido.

De lo que nadie nos va a poder privar es de las historias en las que Ka-Zar se erige como protagonista absoluto, unos relatos que siguen la tónica de lo expuesto en la anterior entrega y en los que no van a faltar esas peligrosas junglas y esas civilizaciones salvajes que tan bien le sientan al personaje. ¿Quieren algún ejemplo? Pues atención al episodio titulado “Réquiem por un Hombre Atormentado”, uno de los picos de calidad de este tomo y que mostrará la llegada de un veterano de Irlanda del Norte a la Tierra Salvaje. El conflicto está servido. Es más que evidente que la inspiración del personaje hay que buscarla en la creación de Edgar Rice Burroughs, el Rey de la Selva, Tarzán, proceso que se vuelve a repetir con el personaje femenino que cierra este volumen, una Shanna la Diablesa que fue creada bajo unas directrices muy precisas, parecerse a Sheena pero con un toque  más violento y actual. Que se lo digan al sacerdote hindú Raga-Shah, un malo de manual que sufre en sus carnes la furia de Shanna aunque no por mucho tiempo ya que el cierre de “Savage Tales” supuso un abrupto final para muchos de los implicados en el proyecto.

Y eso que, a pesar de no contar con los estupendos lápices de John Buscema, hay una serie de nombres que bien servían como reclamo para que los aficionados se fijaran en el título. Guionistas como Gerry Conway y su mujer Carla, Doug Moench o Archie Goodwin, todos ellos gente importante que apuntalaron los cimientos de una Casa de las Ideas cuya popularidad crecía a pasos agigantados. Por su parte, la parcela gráfica también contó con reputados artistas que dejaron una huella imborrable: Steve Gan, Russ Heath, Ross Andru o La Tribu (colectivo conocido como “The Crusty Bunkers” y en cuyas filas encontramos a gente como Neal Adams o Dick Giordano). Nadie puede negar la calidad que se desprende de las páginas de estos “Relatos Salvajes” pero es igualmente cierto que se nota la ausencia del mencionado Buscema o la marcha de un personaje tan carismático como es Conan. No había que ser un genio de la publicación para vaticinar una posible caída de la colección, batacazo que tuvo lugar al llegar a la docena de números. Aún así, aquí podemos encontrar un ejemplo perfecto de todas aquellas publicaciones en blanco y negro que tan buenos momentos dieron a la Marvel de los años 70.

[Grade — 8.00]

Relatos Salvajes Volumen 2: Ka-Zar, Shanna y Otros Personajes

  • Autores: V.V.A.A.
  • Editorial: Panini Comics
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 160 páginas
  • Precio: 18,00 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar