‘Perceván Integral 1’, vuelve un clásico

La nostalgia es una poderosa aliada como no paran de demostrar, de un tiempo a esta parte, los muy diversos productos de entretenimiento que, por un medio o por otro, nos llegan a aquellos que crecimos durante los 80 y que, ahora en nuestros cuarenta bien entrados, somos el blanco perfecto para sucumbir a tal película que rescata un momento de nuestra infancia o, como es el caso de ‘Perceván’, a esa colección que leíste con la irregularidad propia de la época, ya en algún álbum suelto que cayó en tus manos porque la tía de turno sabía que te gustaban los tebeos y lo vio en una librería mientras estaba de viaje, ya, aunque no fue así con la creación de Fauche, Léturgie y Luguy, en las páginas de algunas de las revistas tipo ‘Fuera Borda‘ que, a través de un lento goteo, desgranaban a lo largo de meses un álbum francobelga al uso.

Si la memoria no me falla —y no suele hacerlo cuando se trata de tebeos—, mi único contacto con ‘Perceván’ fue, en el segundo lustro de los 80, con el tercer álbum de la colección que publicara Grijalbo. Ya hemos dicho muchas veces que, al contrario de lo que nos pasa siendo adultos y con cierto recorrido en el mundillo, por aquél entonces poco importaban disquisiciones que atendieran a «no he leído los dos primeros y, por tanto, no puedo leer el tercero». No. Eran otros tiempos y si algo caía en tus manos, lo devorabas con cierta intensidad no una, sino dos, tres, cuatro o las veces que fueran necesarias a la espera de que un nuevo tebeo fuera depositado en tus manos y pasara por el mismo proceso antes de terminar cogiendo polvo en la estantería o de ser heredado por algún primo pequeño.

Anecdotario de «abuelete» al margen, el integral de ‘Perceván’ que hoy nos ocupa ha supuesto el feliz reencuentro con un personaje que, después de cuarenta años recorrido editorial, se descubre, y bien lo apunta Antoni Guiral en su espléndida introducción al volumen, como algo más que un mero entretenimiento infantil-juvenil, desvelando, ante la mirada de un lector adulto, ciertas capas de contenido de esas que pasan completamente desapercibidas cuando eres un infante pero que, no obstante, quedan ahí en el subconsciente a la espera de ser reveladas en toda su amplitud con la edad correcta. A ver, que nadie se espere algo de un nivel de complejidad estratificado a lo Alan Moore, pero sorprende encontrar en estas páginas que tanto nos recuerdan por su acabado formal al mejor Peyo, apuntes y personajes con más de dos y tres dobleces.

A lo largo de los tres álbumes que Norma recoge en este primer integral —integral que, al igual que los espectaculares volúmenes que la editorial está publicando de ‘Thorgal‘, son iniciativa propia y no cuentan con contrapartida en el mercado francobelga— el lector se adentra en el mundo de magia y fantasía que tiene por protagonista a un joven aguerrido de pelo color fuego que tiene un éxito inaudito con las féminas, un Perceván que, bajo el ideario común a todo héroe de capa y espada que se precie, cuenta con un alivio cómico en su fiel compañero Kervin y tendrá que confrontar las amenazas de siniestros antagonistas como Piedramuerta o Ganaël o la inevitable atracción que genera la ambigua Morgana —la morena que aparece en la portada del volumen—. Y todo ello con el dibujo de un Philippe Luguy que, aún con cierto camino por recorrer en cuanto a habilidades narrativas compensa las mínimas carencias en este sentido con un dibujo rico en detalles y un trazo tremendamente grato que lo acerca, ya al Peyo que nombrábamos antes, ya al mejor Uderzo, redondeando una lectura que va más allá del mero ejercicio de recuperación de la memoria infantil y se alza, sólida, como un clásico incontestable del noveno arte en el viejo mundo.

Perceván Integral 1

  • Autores: Jean Léturgie, Xavier Fauche, y Philippe Luguy
  • Editorial: Norma Editorial
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 152 páginas
  • Precio: 32 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar