‘Pareces un muerto’, un universo en expansión

Ahora que la traslación a la pequeña pantalla —aunque lo de pequeña va camino de convertirse en una suerte de eufemismo— ha conseguido generar muchos más fans de los que la página impresa ya arrastraba tras de sí; se hace muy evidente que las ganas de Gerard Way de cerrar el universo de Umbrella Academy se habrán quedado bien guardaditas en un cajón. A título personal no han hecho falta los esfuerzos de Netflix para que la cabecera ya contara con un fiel seguidor. Es más, es que si algo provocó la adaptación en este redactor —no aguanté hasta más allá de la mitad de la primera temporada— es valorar aún más lo extravagante y fascinante de una serie que, en mi humilde opinión, queda perfectamente definida con la trilogía que se cerraba, en 2018, gracias aHotel Oblivion‘. Pero, cuidado, que eso no os haga pensar que no hay más ganas por estos lares de cualquier nueva historia centrada en el corpúsculo de personajes ideados por Way allá por 2007. Nada más lejos de la realidad. Lo que sí pasa es que, considerando lo redondo que nos parece lo que queda recogido en la terna formada por ‘Suite Apocalíptica‘, ‘Dallas‘ y la citada ‘Hotel Oblivion‘, nos inclinamos a pensar que lo que tenga que llegar en el futuro lo hará más amparado en el mercantilismo que en la necesidad de Way por seguir explorando su microcosmos.

Sea como fuere, henos aquí para dejar nuestras impresiones acerca de ‘Pareces un muerto’, una miniserie centrada en el personaje de Klaus que, como todo lo que hemos podido leer hasta el momento en la cabecera, es un «locurón del quince» que funciona si uno acepta que a lo que va a enfrentarse es una mezcolanza extrema que tan pronto nos habla de las habilidades sobrenaturales del miembro de la familia Hargreeves, como mete en el mismo saco a un mono vampiro señor de la droga, a una ex-estrella de la meca del cine que quiere volver a toda costa a saborear la fama y que tiene mucho demonio que ocultar, o a tres dioses que lo único que desean es que Hollywood siga produciendo cine y harán lo que esté en su mano para lograr tal propósito. Del choque de todo eso —y de alguna cosilla más que me dejo en el tintero— surge un relato que lo mismo se mira en el magistral espejo de ‘El crepúsculo de los dioses‘ de Billy Wilder —es inevitable pensar en la cinta protagonizada por William Holden y Gloria Swanson cuando se atiende a lo de la vieja estrella y el joven— que se deja llevar por derroteros completamente fantasiosos.

El resultado quizás no esté a la altura de cualquiera de los títulos centrales del universo de la academia del paraguas por cuanto, llegado el momento —allá por la mitad de su recorrido— comienza a sentirse que el invento está algo estirado. De todas formas, es ésta una percepción que no llega a molestar hasta tal punto de desear que la aventura finalice, y el extremo tono desenfadado que Way instila en el conjunto —desenfadado, surrealista, onírico y lisérgico si se quiere—, unido a lo sencillo y efectivo del trabajo de un I.N.J Culbard que, lamentablemente, no está a la altura del rasero dejado por Gabriel Bá, hace de este ‘Pareces un muerto’ un complemento perfecto para aquellos que no tengan suficiente ‘Umbrella Academy’ en sus vidas.

Pareces un muerto

  • Autores: Gerard Way et al.
  • Editorial: Norma Editorial
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 176 páginas
  • Precio: 19,50 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar