‘Papyrus vol.2’, a mejor

Aún bajo la estricta mirada de la nostalgia, he de confesar que, más allá del rescate de una pequeña parte de mi infancia, la que se había asomado a algunas de sus páginas en la revista ‘Fuera borda‘, y de valorar ese Egipto a la par real y fantasioso que Lucien De Gieter comenzaba a construir en los tres primeros álbumes recogidos en el integral previo, no encontré, a título personal, lo que por ejemplo mi pequeña sí halló en las páginas de ‘Papyrus‘. De hecho, fue ella la que me impulsó, no sólo a finalizar las líneas de la primera reseña recomendado la compra del volumen de cara a los más pequeños de la casa, sino a solicitar a Dolmen una copia del segundo volumen porque, en sus palabras «quería saber cómo seguían las aventuras de Teti-Sheri». Cuidado, de Teti-Sheri, que no de Papyrus. Algo había visto mi hija en la compañera de fatigas del héroe adolescente que le llevaba a seguir queriendo consumir sus andanzas.

Y hete aquí que, tras haber recorrido la terna de títulos que Dolmen vuelve a recopilar con el mimo habitual en este segundo volumen de ‘Papyrus’, me encuentro ante una tesitura que comienza a distanciarse considerablemente de la que terminaba mirando con una mezcla de añoranza y escepticismo lo que Gieter planteaba en los compases iniciales de su creación. Acaso influenciado por los elocuentes comentarios de mi pequeñaja —que ha vuelto a alucinar, y mucho, con lo que recogen estas páginas—, quizás debido a que lo que este integral ofrece me ha convencido mucho más —y ahora apuntaré a uno de los posibles motivos—resultándome más cohesivo y menos atado a la casualidad; sea como fuere lo cierto es que, al término de sus 160 páginas, mi apreciación sobre el mundo de ‘Papyrus’ se ha visto trastocada considerablemente hasta tal punto que albergo ciertas ganas de tener entre mis manos el tercero de los potenciales ¡¡¡once integrales!!! en los que la editorial mallorquí tendrá que recopilar los 33 álbumes que De Gieter ha publicado en Francia de su creación.

Expectativas futuras al margen, es indudable que uno de los motivos por los que este segundo integral me ha enganchado es porque, en su primer álbum, Gieter echa mano de una suerte de viaje temporal como motor que anime la función. Y, claro está, ponerle por delante un viaje en el tiempo a un amante irredento de la ciencia-ficción como servidor es ganártelo de por vida…bueno, quizá no tanto, pero si para las ciento y pico páginas restantes. Y, cuidado, que nadie piense que el efecto de tan genial píldora argumental se perpetua por sí solo ya que, junto a ella, Dieter echa mano de mil y un recursos ya en lo argumental, con un segundo y tercer álbumes tremendamente entretenidos —esas criaturas que vacían su cerebro al inclinarse, la lucha de Papyrus contra el dios que debe matar varias veces para poder vencer—, ya en un dibujo que evoluciona a ojos vista y que, continuando con la semblanza de verismo en todo lo que respecta a la reconstrucción del Egipto antiguo, sigue demostrando una imaginación febril para el diseño de personajes y criaturas. Lo dicho, ganazas de que aparezca el tercero.

Papyrus vol.2

  • Autores: Lucien De Gieter
  • Editorial: Dolmen
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 160 páginas
  • Precio: 29,95 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar