‘Mundo Idiota Volumen 1’, deliciosamente delirante


Hablábamos ayer mismo de La Cúpula y su política editorial a la hora de recuperar clásicos en otros formatos más asequibles para los tiempos que corren. Y también nos visitaba uno de esos autores que son considerados como auténticos dioses de las viñetas por el gran público y por la crítica especializada. Pues bien, me temo que hoy vamos a repetir fórmula, aunque con algunos cambios y ciertos matices. En cuanto al formato elegido, vamos a ir un poco a contra corriente, ya que pasamos de las antiguas grapas a un volumen de gran tamaño en tapa dura que es una absoluta delicia. Y el hombre encargado de firmar esta locura de tebeo también puede ha alcanzado un estatus dentro de la industria bastante alto e importante: Peter Bagge. El autor que consiguió encandilar a medio mundo con su visión crítica y llena de humor de los días en los que el grunge y la desidia abrazaban a una generación (X) que estaba bien perdida, firmaba una cabecera llena de ideas absurdas y momentos descacharrantes.

Antes de “Odio” vino este ‘Mundo Idiota Volumen 1’, primer comic en solitario de Bagge que vio la luz en el año 1985 tras colaborar en la revista Weirdo junto a, ¿lo adivinan?, Robert Crumb. Evidentemente, el material que nos vamos a encontrar en esta recopilación se asemeja bastante a lo que ya hizo en dicha cabecera, gags delirantes e historia cortas de pocas páginas protagonizadas por personajes que los podríamos definir como “bastante especialitos”. Una de las principales influencias que se percibe nada más abrir el volumen es la de Crumb, ese sentido del humor ácido y áspero impregna cada una de las viñetas de Bagge, tanto, que en alguna que otra ocasión está rozando la incorrección política, al menos la de hoy en día, esa que hace que nos la cojamos con papel de fumar en según qué casos. El que tenga sus dudas al respecto, que sepa que aquí “cobra” todo el mundo, desde políticos a hippies pasando por niños, adultos, mujeres, gays y todo tipo de grupos étnicos. No deja títere con cabeza.

Aunque el catálogo de personajes que pululan por este Mundo Idiota es bastante amplio y variado, algunos de ellos son utilizados por Bagge de forma recurrente y tendrán más cuota de página que otros. Por ejemplo, Girly Girl, una auténtica niña – arpía que no tiene otro entretenimiento que trolear a su amigo Chuckie Boy; Junior, un tipo que se cree un triunfador de la vida pero que no pasa de perdedor nivel dios; Studs Kirby, un locutor que siempre pone el dedo en la llaga pero que vive en una época bastante remota; y Los Bradley, el germen de lo que en un futuro será la mencionada Odio, una familia típica americana en la que todos sus miembros tienen algún tipo de trastorno, ya sea religioso, de comportamiento o relativo a la violencia. Todo un regalo. Tal fue el éxito de estos Bradley que, Bagge, no tardaría en dar carpetazo a Neat Stuff (así se llamaba la revista) para dedicarse todo su tiempo a Buddy y sus colegas. Por el tipo de obras que tenemos entre manos, no se puede entender una sin la otra, la evolución que el autor demuestra en el paso de una a otra, ayuda a darnos cuenta y a valor en su justa medida, el trabajo y el cariño que puso en este Mundo Idiota. Encima la edición que se ha marcado La Cúpula es de un buen gusto que nadie en su sano juicio debería dejar pasar. Quedan advertidos.
[Grade — 10.00]

Mundo Idiota Volumen 1

  • Autores: Peter Bagge
  • Editorial: La Cúpula
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 168
  • Precio: 26,50 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar