‘Moby Dick’, Sienkiewicz contra la ballena

Es un comentario que se ha repetido considerablemente desde que Astiberri anunciara la publicación de esta adaptación de ‘Moby Dick‘, enésima que pasa a formar parte de nuestras tebeotecas y una que ha tardado en llegar a nuestro país la friolera de 35 largos años: publicada originalmente por First en 1988, resulta muy llamativo que esta espléndida traslación del relato de Herman Melville nunca haya encontrado, en tres décadas y media, acomodo en alguna editorial. Pero, como suele decirse, «nunca es tarde si la dicha es buena», y para colmarnos de ella a los que siempre nos hemos visto atraídos, no ya por las amplias profundidades y constantes revisiones de la «novela total» del literato estadounidense, sino por el fascinante arte de Bill Sienkiewicz, ha venido Astiberri a traernos por fin un volumen que plantea, de partida, una aproximación arriesgada a las muchas páginas del volumen original en su reducción a 48 planchas. De hecho, tras haberla leído un par de veces llevados, qué duda cabe, por lo muy evocador del arte de Sienkiewicz, nos atreveríamos a afirmar que la comunión que se produce entre lo que Dan Chichester logró recortar aquí y allá del texto de Melville y lo que el dibujante plantea en un momento en que sus formas visuales están en lo más alto, no es todo lo íntima que fuera deseable…sin que eso suponga problema alguno.

La forma en la que el guionista de una de las etapas más recordadas de ‘Daredevil‘ durante los impíos 90 condensa el texto de ‘Moby Dick’ es, a falta de epítetos más elaborados, asombrosa. Tanto es así, que en esa consideración de limitada armonía entre guión y dibujo de la que hablábamos hace unas líneas, vale la pena hacer el ejercicio de atender sólo a los textos de apoyo ignorando en la medida de lo posible las fastuosas y expresivas ilustraciones del artífice de ‘Stray Toasters‘ para poder dar cuenta de la precisión con la que el escritor transforma la complejidad de la novela original en una suerte de evocador compendio de sus mejores cualidades, un resumen perfectamente hilvanado que toma prestado lo mejor de la prosa del neoyorquino y la enhebra de tal manera que parezca que es la mano del autor la que guía, firme, el timón de esta sucinta traslación.

Más despegado que maridado, Sienkiewicz vuela por libre en no pocas ocasiones de la lectura hasta tal punto que uno no sabría si calificar a esto de cómic o de relato ilustrado, considerando además que, en términos narrativos, lo que el dibujante plantea es, puntualmente, de obscura interpretación. Pero que nadie se lleve a engaño. Ya lo decíamos al final del primer párrafo: pasear la mirada por las páginas de este ‘Moby Dick’ es asistir, una tras otra, a todas las incontables virtudes que hicieron de Bill Sienkiewicz un autor tan adorado por muchos y tan defenestrado por otros. Servidor, que se cuenta entre los primeros, ha podido dejar caer la mandíbula a placer con algunas propuestas de las que podemos encontrar en el transcurso del tomo y no puede dejar de recomendaros, efusivamente, que os hagáis con este maravilloso viaje a las simas de la obsesión del capitán Ahab, son 12 míseros euros que nunca habrán estado mejor invertidos.

Moby Dick

  • Autores: Dan Chichester y Bill Sienkiewicz
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 48 páginas
  • Precio: 12 euros

Oferta
Moby Dick (Sillón Orejero)
  • Sienkiewicz, Bill (Author)

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar