‘Mermaid Project’, un mundo por venir

Ya lo sabéis, porque lo he afirmado incontables veces, que la ciencia-ficción es mi género cinematográfico predilecto. Lo lleva siendo desde que era un enano y consumía todo lo que se ponía a tiro en los cines o, por supuesto, en alquiler en un videoclub que, situado en los bajos comerciales del edificio donde vivía, veía como todos los viernes, aquél chaval pecoso y algo pelirrojo se llevaba para su casa una remesa de cuatro o cinco títulos de los que dar cuenta durante un fin de semana tras otro. A estas alturas, con mis gustos más o menos asentados —eufemismo, claro, con 45 años como para no tenerlos asentados—, sigo siendo igual de intenso para con las historias situadas en galaxias lejanas, futuros imposibles o mundos venideros que, preñados de plausibilidad como el que plantean Leo y Corine Jamar en ‘Mermaid Project’, hacen que el disfrute a través de ellos se multiplique por unos cuantos enteros. Más aún cuando, como podemos ver en las páginas del integral publicado por ECC, ese trazado anticipado que hacen los guionistas se enhebra con una sutileza extrema que huye de largas exposiciones previas o de interminables explicaciones por boca de los protagonistas y se plantea, página tras página, como un pequeño puzzle que ir completando con informaciones sueltas aquí y allá que vayan montando en nuestra cabeza a lo que se ha visto abocada la especie humana.

Como quiera que no me gustaría revelar más información de la estrictamente necesaria, dejémoslo en que ‘Mermaid Project’ se sitúa en un futuro no muy lejano en el que buena parte de nuestro planeta ha sucumbido al cambio climático y en el que los movimientos migratorios han dibujado un nuevo panorama socio-político a escala mundial. En esta tesitura, una joven pero decidida agente de policía francesa se verá envuelta en un entramado que, comenzando por un ataúd con cadáver equivocado, terminará revelando ramificaciones que apuntan hacia la mayor corporación empresarial con que cuenta ese plausible mundo por venir: cocinando a fuego lento una intriga que nunca desvela más de lo que debe, que esta medida con sumo cuidado y que se centra, sobre todo, en armar con destreza a sus personajes para que, atrapados por ellos, no queramos apartar la vista ni un sólo segundo de la página impresa, ‘Mermaid Project’ se consume con una avidez inusitada elevada a una potencia considerable por el asombroso hacer de Fred Simon a los lápices.

El artista, que recuerda sobremanera a Brüno, se separa raudo de cualquier comparación con él o con otro compañero de profesión gracias a un doble virtuosismo: de una parte, sabe diseñar personajes y sabe cómo conseguir dotarlos de vida y expresividad; por la otra, no escatima esfuerzos en recrearse en el diseño de unos escenarios que brillan con fuerza incluso en este tamaño reducido en el que ECC nos presenta el integral —es indudable que en el formato álbum original todo habría brillado con más intensidad—. El grado de detalle que Simon cuaja en casi cada viñeta, la realista inventiva de sus diseños y el ser muy consciente de la vital relevancia de los fondos como parte indivisible de la historia, hace que las planchas de ‘Mermaid Project’ tengan que ser calificadas, sí o sí, con un sobresaliente sin paliativos. Si, siguiendo el símil docente, asignamos un notable alto a lo que al guión respecta, es bien evidente que la media de ambos extremos dan como resultado que este volumen se alce como una de las lecturas imprescindibles del año.

Mermaid Project

  • Autores: Leo, Corine Jamar y Fred Simon
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 256 páginas
  • Precio: 25,65 euros en

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar