‘Masacre: La guerra de Wade Wilson’, de lo mejor del mercenario bocazas

A lo largo de los años, desde que descubriera al personaje en manos de un primerizo Joe Madureira, no han sido pocas las veces que me he acercado a Masacre, pero sí limitadas aquellas que han terminado siendo incorporadas, no ya a lo que la selectiva memoria recuerda, sino a las estanterías de mi tebeoteca, un hecho este que dictamina, mejor que cualquier otra disquisición, si una lectura concreta vale o no la pena. Así las cosas, y después de todo lo que he podido consumir del mercenario bocazas, sólo tres historias han merecido suficiente atención como para formar parte de mi colección: la citada inicial de Fabian Nicieza y Madureira; ‘Masacre: Pulp‘, una miniserie de cuatro números de marcado tono noir que ofrecía una visión bastante diferente del personaje y, cómo no, esta ‘La guerra de Wade Wilson‘, otros cuatro números que, con guión de Duane Swierczynski y dibujos del siempre magnífico Jason Pearson —¿por qué el autor de ‘Body Bags‘ no se prodigará más…o simplemente algo?…que ya no recuerdo lo último suyo que se cruzó por delante de nuestra mirada….—, suponen una bocanada de aire fresco en un personaje que siempre ha sido tratado a contracorriente dentro de La Casa de las Ideas.

‘La guerra de Wade Wilson’ se plantea, al menos a priori, como un cómic dispuesto a dar respuestas sobre el enigmático personaje. Pero las apariencias engañan, y más cuando Masacre está por medio, y son estas 112 páginas todo un constante reto que pone a prueba la afilada mirada de un lector que, por más que trate de anticiparse a lo que va a pasar, no podrá conseguirlo más allá de una o dos viñetas. Y eso es debido a que, bajo la óptica alocada que siempre rodea a cualquier aventura de Deadpool, lo que Swierczynski nos ofrece es un relato que nunca es lo que parece, ni mientras transcurre, funcionando a golpe de giro inesperado e idea dispuesta a dejar ojiplático al lector, ni cuando toca a su fin y la mandíbula se nos queda desencajada por la última vuelta de tuerca: echando mano de una constante rotura de la cuarta pared —algo muy habitual en los tebeos de Masacre…y que su traslación a la gran pantalla supo entender de manera formidable—, el relato cosido por el guionista, que sitúa a Wade Wilson en el centro de una masacre en Méjico y de una conspiración de la que el parece ser objetivo, funciona como un tiro y las páginas de esta nueva edición en la colección Marvel Must-Have se pasan con una avidez considerable.

Y, claro está, si tanto ritmo, tanta energía y tanto derroche de simpatía —porque, huelga decirlo, el cómic es un lote de reír— funcionan como lo hacen es porque, junto a lo que nos cuenta, está un cómo nos lo cuenta de primera línea. De hecho, no se nos ocurre mejor dibujante que Pearson para haberse hecho cargo de la mala baba a raudales y la violencia desatada que ‘La guerra de Wade Wilson’ incluye por momentos. A fin de cuentas, y lo citábamos más arriba, al artista le debemos la hiperviolencia de ‘Body Bags’, y con su muy personalísima estética, siempre a caballo entre fórmulas yanquis y las que provienen del país del sol naciente, y presa de un dinamismo asombroso, el espectáculo que ofrece este volumen es de esos que hacen grande a Marvel. Ojalá la editorial apostara más por productos así y menos por la mediocridad que envuelve a su oferta mensual actual. ‘Nuff said!!!!!

Masacre: La guerra de Wade Wilson

  • Autores: Duane Swierczynski y Jason Pearson
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 112 páginas
  • Precio: 12,99 euros

Oferta
Masacre: La Guerra De Wade Wilson
  • Swierczynski,Duane (Author)

Artículos destacados

2 comentarios en «‘Masacre: La guerra de Wade Wilson’, de lo mejor del mercenario bocazas»

  1. Buff, qué pereza me ha dado siempre Masacre. Cuando pasarse de tuerca es el fin y no el medio, me cuesta mucho meterme en la historia. Eso sí, por lo que comentáis, parece que este tomo tiene algo más que gamberradas. The Boys estuvo a punto de saturarme y menos mal que no me rendí, porque lo que me encontré era muuucho más profundo. Igual le doy una oportunidad.

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar