‘Marvel Omnibus – Morbius: El Vampiro Viviente’, enseñando dientes

Venga, ¿en serio no lo vieron venir?  Si ocurre cada vez que se acerca el estreno de una película protagonizada por algún personaje de comic. La editorial de turno busca en su fondo de armario e intenta cuadrar fechas para que todo aquel que haya salido del cine acuda raudo y veloz a la librería más cercana a saciar su ansia lectora con alguna aventura que tenga algo que ver con lo que acaba de presenciar en la sala de proyección. El ejemplo más reciente de esta estrategia ha tenido lugar con el largometraje (de inminente estreno, con permiso de la pandemia) protagonizado por Jared Leto haciendo las veces de uno de esos personajes recurrentes y clásicos del universo arácnido. ‘Marvel Omnibus – Morbius: El Vampiro Viviente’ viene a recopilar la serie aparecida originalmente en el año 2013, entre todo el lanzamiento Marvel Now!. Unos años después, los completistas de este tipo de material pueden dormir tranquilos viendo como la práctica totalidad de sus comics han visto la luz de una forma u otra.

Una estrategia que, casi siempre, suele salir bien siempre y cuando el personaje cuente con el respaldo suficiente como para que la publicación del tebeo esté justificada. Morbius, por desgracia, no ha tenido etapas que hayan sobresalido de entre la oferta editorial, ha funcionado muy bien como secundario en las cabeceras de Spiderman pero como protagonista absoluto no ha terminado de dar la talla. Nos llega un volumen en el que los focos del interés apuntan a un nombre en concreto: Joe Keatinge. Un guionista que tuvo su momento (y lugar) de gloria en el terreno independiente gracias a la revitalización que hizo de uno de los personajes franquicia de Rob Liefeld (que tipo más grande): Glory. Un volumen en el que nos vamos a encontrar a un Michael Morbius  recién fugado de La Balsa, prisión de la que mejor permanecer lejos, asentado en un barrio marginal de Nueva York como es Brownsville, un sitio donde intentar pasar desapercibido y no meterse en demasiados problemas. Evidentemente, no es el emplazamiento más tranquilo para desaparecer, así que bien pronto comenzarán a llegar los problemas de la mano de un mafiosillo local. 

La jugada que intenta Keatinge es la de ubicar al personaje en un entorno distinto al que estamos acostumbrados a verlo. Bien es cierto que Morbius siempre se ha movido entre el comic de superhéroes y el de terror, por lo que las posibilidades se multiplicaban. Aún así, la cosa no iría muy bien ya que a mitad de camino el tono de la serie cambiaba radicalmente y empezaron a dejarse ver héroes más mainstream como Superior Spiderman o La Rosa (el tipo de la capucha morada y las gafas de sol). No ayuda tampoco el estilo blando de los cuatro ilustradores encargados de la parte gráfica: Richard Elson, Valentine De Landro, Carlos Rodríguez y Félix Ruiz. Poco o nada tiene que ver lo que nos vamos a encontrar dentro del volumen con lo expuesto en la portada de Gabriele Dell´Otto, una ilustración que nos dejará completamente anonadados. No podemos decir que sea una mala lectura, se lee con cierto interés mientras pensamos que estamos ante una oportunidad desaprovechada para sacar más jugo a un personaje con un potencial importante. Quizás más adelante.

[Grade — 7.00]

Marvel Omnibus Morbius El Vampiro Viviente

  • Autores: V.V.A.A.
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 232 páginas
  • Precio: 24.00 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar