‘Madriguera’, Zidrou no da en el clavo

Estamos muy mal acostumbrados. Mucho. Y la responsabilidad no es nuestra. Os lo podemos asegurar. No. La responsabilidad es de un tal Benoît Drousie. En serio. Sólo a él se puede hacer responsable de tenernos tan mal acostumbrados a que, cuando nos enfrentamos a un tebeo con su nombre en portada —bueno, con su sobrenombre, que firma como Zidrou—, sean tantísimas las expectativas, tanto lo que se espera a estas alturas de él, que cualquier cosa que no raye en el pleno sobresaliente…nos sabe a poco. A fin de cuentas, tirando de hemeroteca, son tantos ya los títulos del escritor que nos han dejado maravillados que, de nuevo, no creo que podamos atribuirnos responsabilidad alguna en generar esa anticipación extrema ante cualquier proyecto que salga de su imaginación ¿verdad que no? Es más, cuando el título en cuestión no sólo genera expectación por su presencia, sino que también la incita por ser la cuarta vez que el escritor trabaja con un Oriol con el que logró hitos para el recuerdo como ‘La piel del oso‘, ‘Naturalezas muertas‘ o ‘Los 3 frutos‘…¡¡¿¿qué diantres podemos hacer nosotros sino aguardar lo mejor de lo mejor??!!

Y, claro, como os habréis imaginado, no es «lo mejor de lo mejor» lo que escritor y dibujante han conseguido destilar en las páginas de esta ‘Madriguera’, y ya no por agravio comparativo con respecto a cualquiera de las tres obras citadas, sino por medición escueta de lo que aquí podemos hallar…por mucho que, cuidado, como se anuncia incluso en la página oficial de Norma, ‘Madriguera’ suponga el regreso de los autores al universo que ya exploraron en ‘La piel del oso’. Un universo sito en la Italia de las mafias en el que, en esta ocasión, se nos presenta a un muchacho apocado, que acaba de ver a su padre asesinado y a su madre, primero violada y después muerta y que, acogido sin saberlo por el violento capo que se encuentra detrás de tamaña tragedia, despertará a un doble mundo en el que nada es lo que parece. Un mundo en el que descubrirá la homosexualidad al tiempo que se curte como rudo e inmisericorde sicario y en el que la máxima, como siempre se nos suele presentar en las historias sobre la Cosa Nostra, es matar para ser respetado.

Pero hay algo que no cuaja del todo en el argumentario que Zidrou maneja en esta ocasión. No sabría decir si es el tono casual y de poca carga dramática que envuelve al conjunto —sí, habéis leído bien, poca carga dramática incluso contando con lo que hemos avanzado arriba—, si son unos personajes que nunca llegan a definirse del todo o si es el avance de una trama que, por mucho que lo intenta, nunca llega a apasionar. Oriol cumple, eso sí, y lo hace con muchísima holgura y con unas planchas que, en ocasiones, son puro arrebato poético, pero todo el conjunto queda algo ajado por carecer de esa fuerza primaria que Drousie siempre parece tener a mano para imprimir a fuego en lo que hace. Al final, todo queda en un tebeo notable que nos hubiera encantado poder tachar de sobresaliente para seguir «malcriados» por el sobrenatural talento de Zidrou. Somos demasiado exigentes. Lo sabemos. Pero, insistimos, no es responsabilidad nuestra.

Madriguera

  • Autores: Zidrou y Oriol
  • Editorial:Norma Editorial
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 64 páginas
  • Precio:18 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar