‘Los dementes’, pura locura

Si bien había leído algo de lo que se podía encontrar con su firma desperdigado por el Universo Marvel, no fue hasta que me dejó completamente patidifuso con esa maravilla que es ‘Harrow County‘, que Cullen Bunn pasó a convertirse en uno de esos autores a los que sigo de cerca, rastreando con hambre todo aquello que lleve su nombre en portada. Dejando de lado sus incursiones en ambas majors, saldadas con trabajos de desiguales resultados, y apartando para otro momento la valoración sobre ‘The Sixth Gun‘ —un western con elementos fantásticos que se mueve a modo de montaña rusa a lo largo de sus 50 números—, donde hasta el momento mejor ha sabido el guionista desplegar su talento es en el mundo del terror, no sólo ya con la citada cabecera de Dark Horse, sino en proyectos como ‘The Empty Man‘, la fantástica ‘Bone Parish‘, o las varias series que ha desarrollado bajo el emblema de Aftershock con, en mi humilde opinión, ‘The Unholy Grail‘ a la cabeza. Curioso es pues que, en su momento, este ‘Los dementes‘ —’The unsound’ en su versión original— pasara de largo por la intensidad de vigilancia de mi radar aunque, a la vista de los resultados, casi que mejor que así fuera.

Soy el primer amante del género que siente predilección por los entornos de hospitales psiquiátricos para enmarcar historias de terror. De hecho, una de mis cintas favoritas de «miedo» de lo que llevamos de siglo es ‘Session 9‘, un filme dirigido por Brad Anderson que ha quedado como pieza de culto y que sacaba enorme partido de los pasillos de un antiguo «manicomio». Así las cosas, y a sabiendas de que ‘Los dementes’ contaba con tal marco de referencia, ha supuesto una doble decepción que este relato, que sigue a una enfermera en su primer día de trabajo en el Hospital Saint Cascia mientras la hace enfrentarse a una conspiración sobrenatural, se aparte raudo de lo mejor de Bunn para adentrarse con pie firme en una tierra de nadie gracias a la frontera infranqueable que, llegado el momento, suponen los derroteros sin sentido por los que avanza el guión.

De acuerdo, pocas lecturas que yo recuerde —acaso esa obra maestra que es ‘Arkham Asylum‘— han llegado a trasladar como lo hace ‘Los dementes’ la sensación de estar loco de atar pero, más allá de lo constantemente sobrecogedor de la imposición de esa sensación, cuesta mucho entrar en la propuesta que nos arroja la mini-serie, sea porque ni poniendo los cinco sentidos seremos capaces de encontrar un discurso relativamente coherente, sea por el dibujo de Jack T.Cole, aunque MUY adecuado para el tono dementado de la narración, es tirando a feista —insisto, muy en la tónica de lo que necesita la historia— y empuja a empellones la posibilidad de que entremos en el complejo juego que, por momentos, propone Bunn. Podría no hacerlo, pero no puedo evitar finalizar con un «sólo para los fans muy, pero que muy acérrimos».

Los dementes

  • Autores: Cullen Bunn y Jack T. Cole
  • Editorial: Norma Editorial
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 160 páginas
  • Precio: 20 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar