‘Loki. Agente de Asgard’, sólo se miente dos veces

A las viñetas les gusta Loki. El dios nórdico ha sido invocado en páginas de obras como ‘El dios serpiente‘ o el «bonelliano» ‘Martin Mystére‘. Un Loki pelirrojo con aviesas intenciones se paseó por las páginas de ‘Thorgal‘. Y ni siquiera el manga ha podido resistirse, con títulos como ‘El misterioso Loki‘ y algún Loki, aunque sólo sea de nombre, como el homónimo de ‘Fairy Tail’. Pero si hay un Loki para el gran público, el primero que viene a la mente solo puede ser uno: el de Marvel. Ese viejo siniestro de cornudo casco capaz de comandar toda una tropa de villanos contra los vengadores en sagas como ‘Actos de venganza’, pero también de planes tan inenarrables como convertir a Thor en rana o transformar a las personas en negativos y a los coches en helado (prometo no me invento nada de esto). O al menos así era…hasta que la saga ‘Asedio‘ lo envió al otro barrio para regresar posteriormente (la sombra de la tía May es alargada) convertido en niño, parte de cuyas aventuras en busca de redención pudimos disfrutar en el muy recomendable tomo ‘Loki. Viaje al misterio‘ publicado el año pasado, y que continuarían tras un cliffhanger de impresión en el volumen 2 de ‘Jóvenes vengadores‘. Ahora llega en forma de un tomo que recoge los 17 números originales (recopilados aquí previamente por Panini en 3 volúmenes casi imposibles de encontrar hoy día) la continuación natural en ‘Loki. Agente de Asgard‘, en la que nuestro (anti)héroe sigue intentando redimirse…al menos hasta que descubra ha de enfrentarse a una némesis inesperada.

Nuestra historia (y está definición tal y cómo se van a desarrollar los acontecimientos no es en absoluto gratuita) arranca con nuestro dios de las mentiras favorito afincado en la Tierra al servicio de la madre de todos, una trinidad formada por Gea, Freyja e Idunn, que le ha prometido que por cada tarea heroica encomendada que lleve a cabo borrará una de sus antiguas malas acciones hasta limpiar su nombre. Esta será la excusa para introducirnos en toda una odisea en la que no faltarán tópicos del cine de espías como las infiltraciones ni batallas épicas, asgardianos con metralleta y gafas de sol incluidos (nos acordamos mucho de usted, Sr. Simonson), humor surrealista o cortes intimistas pero también encontraremos reflexiones sobre la madurez o la capacidad de cambiar, hasta llegar a un ambicioso pero eficaz giro final que va a cambiar casi radicalmente a nuestro protagonista, abriendo un camino (no haré spoilers) en el que demostrará puede ser un héroe, pero siempre nos quedará la duda de cuanto queda en él de villano.

Toda una fiesta para fans y no fans a la que acuden viejos conocidos tanto del cómic (Thor y el resto de los vengadores, el Dr. Muerte o Mefisto…¿Os preguntabáis dónde estaba en la serie de Disney? Pues estaba aquí) y la mitología nórdica (Sigfrido, el episodio de la nutria o ese muérdago que tantos problemas le traería a Balder) como nuevos personajes, como esa Verity Willis que, teniendo todas las papeletas para convertirse en la mala de la función (es un detector de mentiras humano), se convierte sin embargo en la mejor amiga de nuestro héroe. Su cuidado dibujo (se nota mucho los números en los que falta su dibujante regular, Lee Garbett) son el perfecto envoltorio para una trama que engancha con el carisma de sus personajes y que no renuncia a giros sorprendentes incluyendo viajes en el tiempo, imposibilidades de mentir (ni la kriptonita) o revelaciones inesperadas, y que demuestran el buen conocimiento que tiene su guionista, Al Ewing (escritor también de una serie que ha logrado rizar el rizo como es ‘El inmortal Hulk‘), de un protagonista rico en dobleces.

‘Loki. Agente de Asgard’ es un cómic de esos que genera afición, a pesar de algún crossover intrascendente (La saga ‘Axis‘, que nos presenta un Loki heroico y valiente…pero que por el camino pierde muchas de sus cualidades, aunque se transforme en unicornio). Presentado en un bonito volumen de tapa dura que por desgracia no incluye el cruce con ‘Miedo encarnado‘ dedicado a Thor y Loki en el que se dió la bienvenida a un nuevo personaje, su hermana Ángela (en el canon de los cómics Hela, al igual que en la mitología nórdica, es hija de Loki), que si aparecía en el recopilatorio americano; la miniserie se remata con un buen puñado de portadas y bocetos que le dan el broche final. Este tomo es una magnífica apuesta tanto para aquellos para los que Loki solo es el personaje del MCU como para los que ya han sido testigos de lo que ha podido dar de sí en sus ya 60 años de vida en el universo marvel (que se dice pronto). ‘Loki. Agente de Asgard’ es simplemente, como todas las ficciones, una mentira. Pero una mentira entretenida, emocionante y hermosa. Larga vida a su dios.

Loki. Agente de Asgard

  • Autores: Al Ewing, Lee Garbett, Jorge Coelho
  • Editorial: Panini Comics
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 408 páginas
  • Precio: 40 euros
Oferta

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar