‘La patria de los hermanos Werner’, las dos Alemanias

La ingente cantidad de lecturas que servidor lleva a sus espaldas no puede aún competir—y es probable que nunca pueda llegar a hacerlo en igualdad de condiciones— con la carga que mi personal mochila soporta en lo que se refiere a cine: habiendo consumido tanto séptimo arte a lo largo de mis 45 años, cuando he de tirar de referencias para establecer paralelismos entre una historia y otra, mi memoria actúa de manera rauda acudiendo a alguna de las miles de entradas cinematográficas que se almacenan en algún «clúster» perdido de mis células grises. Ejemplo claro de ello es ‘La patria de los hermanos Werner‘ y los dos referentes que, relacionados con este relato de las dos Alemanias, acudían conforme iba dando cuenta de la lectura. El primero, ‘Fuga de noche‘, una cinta producida por Disney en 1982, protagonizada por Beau Bridges y John Hurt y que, con una fantástica música de Jerry Goldsmith, narraba la historia basada en hechos reales de dos familias de la Alemania del Este que, queriendo huir del régimen del miedo allí impuesto, se arriesgaban a cruzar la frontera en un globo aerostático casero. El segundo, y aún más evidente, ‘Evasión o victoria‘, otra cinta ochentera —esta, de 1981— dirigida por John Huston con Michael Caine, Sylvester Stallone y Pelé y una música épica de Bill Conti, que, a modo de ficción deportiva, y un poco en la estela de la mítica ‘La gran evasión‘, narra un encuentro futbolístico entre alemanes y prisioneros de sus campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial.

El por qué de esos dos polos a la hora de avanzar en la lectura de ‘La patria de los hermanos Werner’ se explica, tanto por la localización geográfica de la historia firmada por Philippe Collin y Sébastiene Goethals, como por parte del hilo conductor de la misma —dos hermanos huérfanos de la Segunda Guerra Mundial que terminan en las filas de la Stasi y que ansían, cada uno a su manera, otra vida diferente de la que puede ofrecer la RDA— o, por supuesto, el que Collin use el partido que enfrentó a las la RDA y la RFA en 1974 como trasfondo para buena parte de la narración. De hecho, el que este partido sea telón de fondo de dos tercios aproximados de la historia deja al desarrollo de la misma algo cojo en lo que se refiere al despliegue de la personalidad de ambos hermanos, recorriendo el escritor en un abrir y cerrar de ojos los casi treinta años que transcurren desde que nos presenta a los Werner hasta que éstos se encuentran, cada uno, a un lado del telón de acero.

Afortunadamente, ese desequilibrio —aunque a título personal me habría gustado, y mucho, una mayor extensión del período formativo de los protagonistas en la Stasi— sólo es una herida superficial que tanto Collin como Goethals despachan con facilidad, y todo lo que discurre en torno al partido termina por resultar tan interesante que anula las personales percepciones negativas que se quedan por el veloz camino inicial. Bien es cierto que el guionista, considerando el material que tiene entre manos, podría haber hecho una crítica más feroz del gobierno en la RDA pero su voluntad parece tender hacia cierta neutralidad y a depositar en el lector, y en los conocimientos históricos que éste albergue en su acervo, el que las reflexiones finales sobre la historia se decanten hacia uno de los dos lados que representan cada hermano. Al hacerlo, Collin garantiza cierta implicación emocional ajena a esa neutralidad que impera en la narración y, con ella, que ‘La patria de los hermanos Werner’ aumente —en la medida que cada uno se implique— el calado último que deje en el lector.

La patria de los hermanos Werner

  • Autores: Philippe Collin y Sébastiene Goethals
  • Editorial: Ponent Mon
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 152 páginas
  • Precio: 34 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar