‘La estirpe fracasada’, nada queda en familia

Sin que sirva de precedente, pregunta de trivial: ¿Quienes eran los Atridas?. Algún amante de la mitología clásica sabe perfectamente por donde van los tiros de esta envidiable unidad familiar capaz de unos actos tan innombrables que la hizo acreedora de un apelativo tan sonoro como la estirpe maldita. Y estamos hablando de sólo una gota en ese océano de masacres, incestos y salvajadas varias que son en más de una ocasión los mitos griegos: hay que picar alto para ganarse un apodo así. No es preciso llegar a tales cimas para ser una familia mal avenida. Basta una migaja de avaricia, una pizca de falta de empatía y un toque de rencor para sacar toda una serie de matices a un guiso con poco gusto casero y una buena dosis de mala leche. Así son los personajes de ‘La estirpe fracasada‘, una gran familia, aunque sólo de nombre.

Articulada en cuatro historias en torno a cuatro momentos que son una excusa ideal para reunir a los más allegados (la boda, la vendimia, la Navidad y el velatorio), cada uno con una gama cromática distinta, este cómic nos presenta las reuniones de una familia de rancio abolengo en horas bajas. Puede que al leer esto a alguno le venga a la mente las grandes sagas como ‘El padrino‘, pero estamos lejos de grandes y glamurosas celebraciones, con navidades poco hogareñas y bodas de catálogo hortera. Sin embargo, sí queda por debajo toda una capa de oscuro resentimiento forjada con tiempo y paciencia. Aunque la sangre no llegue al río, al menos de manera literal, ‘La estirpe fracasada’ es todo un fresco poblado de personajes odiosos, desde el marido borracho a los padres que creen que  adoptar un hijo es más una inversión que un acto de amor pasando por aquellos que solo pueden pensar en el dinero ante la muerte de un ser querido. Consumido por sus propias envidias y obsesiones, que ganan peso en cada encuentro familiar, el reparto coral de este cómic que no deja títere con cabeza (aunque alguno, a pesar de sus cuestionables decisiones, puede antojarse menos censurable que otros) se enfrenta a todo un viaje solo de ida, con un buen toque de humor negro y su dosis de cinismo.

Aunque puede que a más de uno le eche para atrás su dibujo feista, inclemente, de fuerte influencia expresionista y terriblemente personal, este se ajusta perfectamente a las visicitudes de este grupo de personas tan desagradables por dentro como por fuera. ‘La estirpe fracasada’ es una obra que gana por la naturalidad de sus diálogos y la sensación de veracidad que destilan sus personajes. Sus secretos a voces, en medio de un entorno en el que hasta el verdugo se considera en algún momento víctima, y en medio del que los términos disfuncional y tóxico se quedan cortos, consiguen en más de una ocasión arrancarnos una carcajada maliciosa mostrándonos una amalgama de personajes unidos por matrimonio o sangre a los que es más fácil calificar de familiar que de unidad.  Todo el mundo necesita una familia, sí, pero los personajes de ‘La estirpe fracasada’ consiguen que comprendamos plenamente aquello de «Mejor solo que mal acompañado».

La estirpe fracasada

  • Autores: Elisa Riera
  • Editorial: Astiberri
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 224 páginas
  • Precio: 19 euros
Oferta

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar