‘La Bestia vol.1’, el día del Marsupilami

Por muy sarcásticos que nos pongamos con eso de que en ciertas películas infantiles, cuya productora no mencionaremos aquí, el protagonista de turno siempre va acompañado por un animalillo más o menos simpático esto no en absoluto patrimonio exclusivo del séptimo arte, y aquí está la BD francobelga para demostrarlo. Cánidos como Milú o Ideafix, la ardilla Spip o el maléfico gato Azrael han sabido convertirse en auténticos iconos de la historieta pero claro, no solo de animales reales vive el hombre y aquí es donde nos enfrentamos a un ser digno del estudio de un criptozoólogo pero que supo trascender a su rol en Spirou para conseguir serie propia tanto en los cómics como en la pequeña pantalla. Hablo por supuesto, como ya sospechará el avezado lector que ha leído el título, de una de las grandes creaciones de André Franquin: el Marsupilami.

Un ser cuyo aspecto podría delatar el resultado de una noche de amor entre un guepardo, un lemur y quizás una manguera (un origen digno de ese bizarro subgénero del noveno arte que es la biblia de Tijuana) que logró ganarse el corazoncito de fans y no fans de Spirou. Justo en la línea de ese Spirou que lleva años regalándonos historias fuera del canon (como la muy recomendable y todavía en publicación etapa de Émile Bravo) llega de la mano de Zidrou y Frank Pé, dos viejos conocidos del universo Spirou (la muy genial ‘La luz de Borneo‘), una presentación de los orígenes del personaje más sombría de lo que podríamos esperar.

Con un arranque digno de una novela gótica, en un barco recién llegado a puerto con un cargamento de animales que, tras varios días varado en alta mar, ha perdido la casi totalidad de su mercancía, evocando un clima casi malsano que prácticamente se puede respirar, el cómic nos lleva a continuación a Bruselas donde esta extraña criatura sin nombre alcanzará una nueva libertad. Pero esta no es sólo la historia del Marsupilami, sino también la de François y su madre, un niño maltratado en el colegio que encuentra su tabla de salvación en rescatar animales perdidos y heridos y una mujer marcada por la breve relación con un soldado alemán de la que nacería su hijo. Dos parias en un pueblo pequeño que han formado una peculiar familia merced al síndrome de Noé del pequeño, que les trae tantos problemas como felicidad y cuyo encuentro con este Marsupilami, salvaje y agresivo, al menos en principio, va a marcarles profundamente.

La bestia‘ es en el fondo una historia clásica y sencilla, la de niño encuentra amigo atípico, no importa si extraterrestre, perro gigante o similar. Pero es una trama que atrapa desde el primer momento por su profunda humanidad, desde sus protagonistas a secundarios entrañables como el afable profesor amante de la risa y experimentador en materia pedagógica a ese director de escuela que no vacila en gritar o maldecir pero al que realmente le importan sus alumnos. Una clase en rebeldía que podría haberse escapado de los 400 golpes y todo un zoo de animales con más de un rasgo humano (y no lo digo solo por el caballo aficionado a empinar el codo) son los perfectos coros de un cómic que se mueve entre el drama del bullying y las secuelas de la guerra y un humor casi surrealista, pero en un equilibrio que sabe llevarnos de la lágrima a la carcajada.

Y aunque la historia conquiste, y mucho, si hay algo que enamora al primer vistazo es el dibujo de Frank Pé. Habiendo mostrado su maestría en el dibujo de animales (‘Zoo‘ o la reinvención del pequeño Nemo que publicaba el año pasado Nuevo Nueve) Frank logra una perfecta fusión entre el realismo y la caricatura, con una expresividad que se amolda perfectamente a las emociones de los personajes y que da el do de pecho en las escenas de humor. Todo fluye a la perfección en unas páginas que en más de una ocasión ni necesitan diálogos para decirlo todo, bailando entre el color y el puro blanco y negro.

‘La bestia’ es, en pocas palabras, un volumen imprescindible. Una obra de exquisito dibujo y una historia que consigue desarmarnos, con sus personajes heridos pero vitalistas y el profundo cariño que destila por el reino animal. No importa si se han leído alguno de los cómics del personaje, ni siquiera si jamás se ha oído hablar alguna vez de él. Este cómic es una auténtica delicia tanto para adultos como para los niños más creciditos. Sin duda una aproximación así al personaje difiere muchísimo de lo que podríamos haber pensado en un primer momento, y no es problema reconocer que podría haberse contado la misma historia con un personaje inventado desde cero, pero nada de eso importa en este cómic que es puro disfrute: este nuevo Marsupilami es una auténtica bestia de la historieta.

La Bestia vol.1

  • Autores: Zidrou y Frank Pé
  • Editorial:Editorial Base
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 156 páginas
  • Precio: 24,95 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar