‘Hulka de Charles Soule y Javier Pulido’, la tercera en discordia

Hablar de Hulka, en mi humilde opinión, pasa por hacerlo, en primer lugar, por el artista que la supo entender a la perfección y que la llevó a lo más alto…e hilarante del Universo Marvel. Hablamos, como no, de John Byrne y de su mítica estancia en las páginas de una cabecera que, a día de hoy, sigue siendo parangón insuperado de cómo hacer humor con superhéroes sin caer en el ridículo o la repetición. Trascendida la figura del británico, si tuviéramos que traer a colación al escritor que, tras él, mejor ha tratado a la amazona esmeralda, tendríamos que irnos, creemos, a lo que Dan Slott, Juan Bobillo  —y toda una pequeña cohorte de dibujantes anexos — hicieron a lo largo de los poco más de treinta números en los que el guionista centró su atención, al menos en buena parte del recorrido, en la carrera como abogada de Jennifer Walters y en las dificultades de la prima de Bruce Banner para simultanear su vida civil y sus constantes peleas como superhéroe. Y si bien es cierto que no hay mucho más de donde tirar a la hora de plantear un podio de lo mejor de ‘She-Hulk‘ —aún no hemos empezado con la nueva serie publicada por Marvel—, también lo es que, aunque falte marco comparativo, nos resulta imposible pensar en otra etapa que no fuera la que ahora recoge Panini en este Omnibus, la de Charles Soule, Javier Pulido y algún que otro artista más.

Aunque en algún instante cabría calificarla como híbrido entre las de Byrne y Slott, lo cierto es que el bagaje profesional de Soule, abogado antes que guionista y escritor, acerca muchas posturas entre lo que su impronta deja en ‘Hulka’ y aquello que llevó a cabo Slott durante su tiempo en la cabecera. La diferencia más notable es que, en lugar de una Jennifer Walters relativamente establecida como abogada, que debe enfrentarse a casos de lo más variopintos, Soule arranca la acción un poco como lo que, en su momento, hará ‘The Good Wife‘ a mitad de recorrido, plantear que nuestra heroína es despedida del bufete en el que trabaja y hacer que se lo monte por su cuenta sin saber muy bien si será capaz de sobrevivir en un mundillo tan disputado como el de la abogacía. Y entre que lo consigue y no, contará con la ayuda de una extraña asistente y, por supuesto, tendrá que darse hostias como panes con algunos de los villanos recurrentes de su galería personal.

Apostando sobre seguro, Soule no pretende reinventar la rueda con su aproximación a Hulka pero, como se suele decir, si no está roto ¿para qué arreglarlo? Quizá, porque la distancia con el referente de Slott ya sea demasiada, Soule abandona toda referencia a Ally McBeal para intentar —y conseguir aquí y allá— que no podamos recurrir a compararla con algo pre-existente, pero, al moverse en un territorio tan limitado, es inevitable que, en última instancia, y por mucho que nos lo pasemos bomba, su producto sepa a algo que ya hemos consumido con anterioridad. Afortunadamente, tenemos ahí a un Javier Pulido que, cuando hace acto de presencia —no todas las páginas del volumen son suyas— lo borda, una, otra y otra vez, dejando claro que sin la limpieza de su trazo y la claridad de ideas de su narrativa, otro perro nos habría ladrado con esta ‘Hulka’. ‘Nuff said!!!!!

Hulka de Charles Soule y Javier Pulido

  • Autores:VVAA
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 320 páginas
  • Precio: 35 euros
Oferta

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar