‘Ghost Spider 3. Tiempo de perros’, nuestra arácnida favorita

Dos son las circunstancias que concurrían en la aparición original de los números que hoy nos ocupan en U.S.A para arrastrarme, cuando aparecieron en grapa, a su lectura y para que, transcurridos no muchos meses desde que así fuera, haya vuelto a picar revisando un material que no es ni mucho menos de esos que uno podría calificar de imprescindible. Primero, como creo que ya comenté en la reseña doble que dedicamos en su momento a dos de los cuatro primeros volúmenes de la línea de Marvel Young Adults de Panini, el hecho de que, a raíz de ‘Spiderman. Un Nuevo Universo‘, la versión arácnida de Gwen Stacy que tanto encandila al Miles Morales de la obra maestra animada de Sony, hiciera lo propio «enamorando» a un servidor —guardando las distancias, que uno ya superó su mega-crush de la infancia de Wilma hace muchas décadas y dejó de ver a los dibujos animados como otra cosa que no fueran dibujos animados—. Segundo, y de mucha mayor relevancia en lo que respecta al cómic que hoy nos ocupa, el que fuera esa debilidad personal que es Takeshi Miyazawa el que se encargara de poner ritmo, habilidades narrativas y su fantástico dibujo al servicio de las que, a la postre, resultan unas aventuras de esta versión alternativa de Gwen la mar de entretenidas y simpáticas.

De ello se encarga el guión de un Seanan McGuire que tiene claro qué hacer desde un primer momento para mantener la atención del lector, y eso no es otra cosa que dividir nuestra atención entre los dos Universos por los que Gwen hace discurrir sus andanzas, el suyo, en el que todo el mundo sabe que ella es la cara que se oculta tras Ghost Spider y el «nuestro» —el Universo tradicional Marvel, se entiende— en el que puede controlar su anonimato —hasta cierto punto, claro, que si no no habría historia que valiera— y al que acude para cursar estudios universitarios con la ayuda de nuestro Peter Parker.

Dando pues bandazos de uno a otro, y con un mismo personaje en sus dos versiones como epicentro del caos en el que se convertirá puntualmente la vida de Gwen —y no, no voy a desvelar quién es, haced el trabajo vosotros que ya os digo que, a poco que os gusten los cómics de trepamuros, este os va a dejar muy satisfechos—, vuelvo al argumento Miyazawa como fundamento que, a título personal, más me mueve a recomendar estas 112 páginas: ya su trabajo en ‘Ms.Marvel‘, recogiendo el inmenso testigo que había dejado Adrian Alphona —¿no os habéis preguntado nunca qué hubiera sido de ‘Runaways‘ si el Alphona que la dibujó fuera el de ‘Ms.Marvel’?—, despejaba cualquier duda previa acerca de los muchos talentos de este canadiense y su manera de entender las formas del «amerimanga», y la depuración de formas que sufría en las planchas de Kamala encuentran aquí perfecta y muy encomiable continuidad. Y si eso no es razón, no para pillar este tomete, sino para atender a futuras entregas de tan entretenida serie…‘Nuff said!!!!

Ghost Spider 3. Tiempo de perros

  • Autores: Seanan McGuire y Takeshi Miyazawa
  • Editorial: Panini
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 112 páginas
  • Precio:13 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar