‘Gamonal. En el eco de un mismo recuerdo’, trabajos de amor

Acaso bajo una decisión consciente que trata de apartarse de resultar condescendiente para con el potencial lector que, como servidor, nada sepa sobre Gamonal; quizás porque, en el desarrollo previo de la historia, prefirió inclinarse hacia los derroteros introductores por los que se mueven sus compases iniciales; sea como fuere, lo que es seguro es que una de tantas decisiones brillantes de las que podemos apreciar en este espléndido tebeo que es ‘Gamonal. En el eco de un mismo recuerdo’ pasa por tratar al lector con respeto e inteligencia y no arrancar explicado de manera pormenorizada cuáles fueron las circunstancias que han llevado a Sergio Izquierdo a querer, no sólo rendir homenaje a aquellos que alzaron su voz contra los poderes fácticos en el barrio burgalés, sino a ahondar en las incontables circunstancias histórico-sociales que han hecho de este rincón de la capital castillo-leonesa un lugar tan relevante.

Llevado en volandas por dicha decisión, ‘Gamonal’ arranca presentándonos a su protagonista, una universitaria que decide cambiar de tema de su tesina cuando lleva esta bastante avanzada y se traslada del bullicio de Barcelona a la relativa calma del barrio en el que creció, y en el que siguen viviendo sus abuelos, para así poder tomar el pulso a lo que fuera que provocó la reacción pública que hizo que Gamonal entera levantara su airada voz en contra del avance de un proyecto de construcción de bulevar en su espina dorsal: tomarse el tiempo para que podamos conectar con Laia, la inquieta protagonista, es firme garante inicial de contar con nuestra implicación emocional para el resto de un relato que no escatima recursos en trasladar esa idea de universalidad que, durante unos días turbulentos de 2014, colocó a Gamonal en el ojo de la prensa internacional.

Trascendidos esos momentos iniciales, y ya con Laia en «el barrio», Izquierdo echa mano de un pequeño rosario de personajes que, si bien se antojan reducción de muchas de las voces con las que seguro se ha entrevistado para hilvanar la complejidad que aquí se expone, se perciben al tiempo como personas de carne y hueso que abren su corazón y sus recuerdos a las pesquisas de la nieta de uno de los veteranos del lugar. Y así, destilando y ordenando toda la información que ha conseguido recabar, el guionista construye la particular historia de una Gamonal que siempre, por la espléndida forma en la que a ella nos traslada el tebeo, se siente cercana y familiar y nunca lejana y ajena.

En conseguirlo contribuyen muchos factores que vienen a unirse a esa brillante decisión de la que hablábamos en el primer párrafo, y ya sea por la forma en la que la narración alterna presente y pasado, ya sea por esa adenda al relato del barrio que son las cuitas personales de Laia con su padre —que en un primer momento me parecieron algo impostadas pero después cobran completo sentido—, por la curiosa adición de los cuervos y el personaje que les acompaña o, por supuesto, por la claridad absoluta de ideas que demuestra María de la Fuente a la hora de plasmar, con su trazo sencillo, todo lo que Izquierdo va exigiendo desde el guión. En este último sentido, resulta encomiable la capacidad de la dibujante para nunca resultar monótona y, sin necesidad de recurrir a grandes gestos, convencer de la primera a la última viñeta. Una cualidad ésta que se extiende a todo el volumen y que hace de ‘Gamonal. En el eco de un mismo recuerdo’ una lectura MUY RECOMENDABLE.

Gamonal. En el eco de un mismo recuerdo

  • Autores: Sergio Izquierdo Betete y María de la Fuente Soro
  • Editorial: La Oveja Roja
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 200 páginas
  • Precio: 17 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar