‘Fahrenheit 451’, la novela gráfica llegará a las estanterías a finales de mes

fahrenheit01.jpg

Ya sea por la novela original de Ray Bradbury o por la magnífica adaptación al cine que realizó François Truffaut, todo el mundo conoce la terrible distopía que se plantea en ‘Fahrenheit 451’. En ella, los bomberos ya no se dedican a apagar fuegos, sino a producirlos, para quemar cuanto libro quede en el planeta porque el gobierno los considera un peligro para la felicidad y estabilidad de los ciudadanos.

Una historia inmortal que vuelve a estar de actualidad cincuenta años después de su publicación gracias a la adaptación al cómic que ha realizado Tim Hamilton, en colaboración con el propio Bradbury. Esta novela gráfica se publicó en EE.UU. el pasado verano, y a finales de este mes llegará a España de la mano de 451 Editores. Esta misma mañana, la web de El País ha colgado una preview del cómic gracias a la cual podemos hacernos una idea de él.

La preview contiene la introducción de Bradbury en la que nos cuenta cúal es el origen de la novela, concebida a partir de otros escritos anteriores que fueron quedándose en el subconsciente del escritor. A continuación, nos encontramos con unas cuantas páginas que corresponden a una de las escenas más crudas de la obra, aquella en la que los bomberos asaltan el domicilio de una mujer, y ésta se prende fuego para morir en compañía de sus amados libros.

fahrenheit02.jpg

Todo apunta a que el cómic será una adaptación fiel y casi literal de la novela, por lo que no tengo muy claro que vaya a aportar nada nuevo a quienes ya la hayan leído. Creo, más bien, que será una gran oportunidad para descubrir a los lectores más jóvenes el potencial del universo imaginado por Bradbury. Incluso es posible que produzca el efecto contrario y que lectores aficionados a la literatura de Bradbury, pero ajenos al cómic, decidan darle una oportunidad al 9º arte.

Así pues, estaremos atentos a esta edición para ver qué da de sí. Eso sí, por lo que se ve en las páginas de la preview, la rotulación y los bocadillos son feos a más no poder, lo cual le resta muchos puntos al acabado gráfico.

Vía | El País

Artículos destacados

Los comentarios están cerrados.

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar