‘El Sr. Joaquín y la mecánica celeste’, vidas que se cruzan

Cuando un nombre es responsable de haber firmado uno de los mejores tebeos españoles de lo que llevamos de siglo y, además, haber estado detrás de dos cabeceras que nos encandilaron considerablemente, uno no guarda ni atisbo de duda acerca de lo rápido que se abalanzará sobre cualquier cosa que lleve su firma en portada. Y es que a Raule le debemos, no sólo esa MARAVILLA que es ‘Jazz Maynard‘ —un tebeo que por sí solo justificaría adquirir de manera compulsiva cualquier nuevo proyecto del autor—, sino también las muy satisfactorias ‘Isabellae‘ y ‘Arthus Trivium‘, dos series que vuelan a mucha altura y que, en lo que al guionista se refiere, confirmaban cualquier sólida impresión que uno pudiera llevarse al acercarse a la citada ‘Jazz Maynard’. Es por ello que poco había que pensárselo a la hora de hacernos con ‘El Sr. Joaquín y la mecánica celeste‘, máxime cuando el escritor volvía a colaborar aquí con Martín Saurí, el co-artífice de ‘La conjetura de Poincaré‘, una lectura que, hasta donde la memoria alcanza, me había dejado bastante satisfecho.

Pero, ay, hay algo en esta historia a ras de suelo que mira a las estrellas y los sueños que no termina de despegar como sí lo han hecho otros trabajos del guionista barcelonés. Y, cuidado, no es que la premisa de partida resulte poco interesante, antes bien, al colocar en el centro de esta caleidoscópica acción a un antiguo dibujante de tebeos que reniega de su pasado, y mezclarlo con un niño de su edificio que se muere de curiosidad por el mundillo, Raule parece querer garantizar que nuestra atención no va a divagar hacia ningún lugar que no sea la página que tenemos delante. Pero, aún reconociéndole que el devenir de la trama atesora puntual interés, lo cierto es que éste no pasa de lo momentáneo, y algo hay —no sabría decir si en la descripción de los personajes o en el avanzar en paralelo de las vidas que aquí se cruzan— que no termina de cuajar.

Y cuando un tebeo se queda a poca distancia de tierra de nadie, es bien obvio que necesita de un dibujo de envergadura para intentar, no sólo retroceder esa franja de terreno sino incluso avanzar para cubrir gracias al artista de turno aquellas fallas que puedan emborronar…el de Martín Saurí no es, desafortunadamente, ese tipo de dibujo. No estoy poniendo en duda las capacidades del artista, ni una narrativa que siempre se mueve en términos de corrección, sino el hecho de que el estilo de Saurí, lo poco afortunado de algunas decisiones —el fuerte contraste entre todos los personajes y el niño que sirve casi de engranaje central del relato— y el que el desarrollo de las páginas acuse cierta irregularidad en cuanto a homogeneidad se refiere, termina jugando en contra de una lectura que, si bien se hace en un suspiro, no deja el poso que hubiéramos deseado. ¡¡Otra vez será!!

El Sr. Joaquín y la mecánica celeste

  • Autores: Raule y Martín Saurí
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 104 páginas
  • Precio: 19,50 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar