‘El arte de Lee Bermejo’, INIGUALABLE

Mi relación con los libros de arte se podría caracterizar como de tira y afloja: ellos tiran hacía mí todo lo que pueden y yo intento aflojar porque, a ver, en algún sitio hay que poner el límite ¿no? Yo el mío lo establecí hace años en no dejarme tentar —no dejarme tentar MÁS, cabría apostillar— ni por los posters-books, ni por los bellísimos libros de diseños de las cintas de animación de Pixar/Disney/Laika, ni por los libros de arte conceptual de la saga ‘Star Wars‘ ni, por supuesto, por los muy diversos monográficos sobre artistas de cómics que van apareciendo aquí y allá al otro lado del Atlántico. Pero, claro está, si para algo están las barreras y los límites es para saltárselos de vez en cuando, y pocas ocasiones lo han merecido más que este magnífico volumen dedicado al inconmensurable Lee Bermejo. ¿Por qué Bermejo? Toca pequeña batallita del abuelete, una que, creo, ya conté hace unos años…cosas de abuelete:

Tuve la oportunidad de entrevistar a Bermejo hace unos diez años cuando vino a Sevilla con motivo de los encuentros del cómic y servidor escribía en el suplemento cultural del Correo de Andalucía. Discreto y bastante reservado, aquel encuentro con el estadounidense fue, como poco, peculiar: no eran más de las 11.00 de la mañana cuando llegué con mi compañero Mario al Casino de la Exposición, un edificio de finales de los locos años 20 lleno de historia(s) que era el lugar que aquel año había sido cedido por el Ayuntamiento de la capital hispalense para celebrar el evento comiquero. Y allí, en el enorme salón que por la tarde bulliría de actividad, se encontraba un Lee Bermejo completamente desubicado en busca de alguien que le dijera qué tenía que hacer. No pasó mucho tiempo desde que lo vimos hasta que resolvimos acercarnos a él, irnos a una mesa y comenzar a acribillarlo a preguntas para dar forma a la entrevista que después iría impresa en el periódico. Pero lo curioso de aquel rato no fue el talante tranquilo y relajado de Bermejo, o las anécdotas que nos contó, sino que, ante la petición de que nos hiciera un dibujo mientras hablábamos con él, el artista se levantó, buscó a alguien que le diera útiles, volvió con un folio y una caja de ¡¡¡colores Alpino!!! y, con tan rústico material sacó de su particular chistera la ilustración que podéis ver debajo de estas líneas.

La perplejidad con la que asistimos al despliegue de talento que puso en juego Bermejo en aquellos 45 minutos no hizo sino aumentar, de forma exponencial e inmediata, mi interés hacia un dibujante que, hasta entonces, sí, había seguido con cierto afán, pero nada comparable al que gastaría después de ver lo que alguien era capaz de hacer, insisto…¡¡¡con unos lápices Alpino!!!.

La década aproximada que ha transcurrido desde entonces no ha hecho sino continuar sumando enteros a mi admiración por lo que Bermejo es capaz de plasmar en una página, y si algo pone de manifiesto el libro que hoy os traemos es que la espectacular evolución sufrida en sus formas desde sus inicios en una pretérita Wildstorm, apunta a que, de así quererlo, todavía tendremos que asistir a algún salto más en un dibujo que, mirando muchas de las planchas que se recogen en ‘El arte de Lee Bermejo’, NO. CONOCE. IGUAL.

Cierto es que no es nada nuevo, que esto es algo que hemos afirmado, de manera directa o indirecta, cuando nos hemos ocupado en estas líneas de títulos como su maravillosa ‘Batman: Noel’ o su espectacular ‘Batman: Condenado‘, pero al quedar estructurado por el orden cronológico en el que se disponen las más de 350 páginas de este soberbio tomo, contemplar los pasos de gigante que ha ido dando el artista, no sólo en calidad del trazo sino en cohesión de la narrativa —me sigue pareciendo «de otro mundo» la manera en la que Bermejo planificó ‘Batman: Noel’— o en el control que ha llegado a ejercer sobre las luces y sombras en sus lápices. Por todo ello, y por lo mucho que añade a la personal fascinación del que esto suscribe las muchas ideas que quedan recogidas en la entrevista que sirve de hilo conductor al tomo, no puedo más que empujaros a que, si también habéis marcado ciertas líneas para con este tipo de productos, os las saltéis a la torera, que el libro bien lo vale.

El arte de Lee Bermejo

  • Autores: Lee Bermejo et al.
  • Editorial: ECC
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 352 páginas
  • Precio: 45 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar