De Image, cuanto más, mejor

No son pocos los alumnos que, al detectar que a servidor le vuelven loco los cómics —algún comentario suelto, una camiseta con superhéroes, alguno de los paquetes que muchas veces me llegan en horas de clase…— inquieren, con la natural curiosidad de su edad, si uno es más de DC o de Marvel. Mi respuesta, que lleva años sin satisfacer a quiénes me preguntan, siempre huye de inclinarme ante una de las dos majors para reverenciar a una Image Comics sobre la que ya hemos dicho incontables veces que es la editorial estadounidense que más alegrías continuadas y mayor variedad al más alto nivel lleva ofreciendo, quizá no desde el minuto cero en que arrancó su andadura hace casi tres décadas pero sí, por lo menos, desde muy poco después del cambio de siglo cuando fue incorporando a sus filas, lenta pero segura, a alguno de los nombres más pesados de la industria; esos que, como Robert Kirkman, Brian K.Vaughan, Greg Rucka o Jonathan Hickman, llevan estos primeros veinte años de s.XXI dejándonos boquiabiertos colección tras colección.

Con menos recorrido, pero no por ello con una trayectoria de menor calado, Rick Remender y Skottie Young son sendos artistas que, al menos al que esto suscribe, arrastran sin remedio a cada nueva propuesta que se sacan de la chistera. De ambos hemos departido a placer en esta página, ya sea hablando de las capacidades del primero a la hora de retarnos con sus historias de ciencia-ficción o fantasía —deseando estamos ver cómo rematan él y Jerome Opeña esa magnífica cabecera llamada ‘Siete para la eternidad‘—, ya ponderando la doble habilidad del segundo, primero como magnífico y dinámico dibujante, después, cuando debutó en los guiones, como constructor gamberro e irreverente de ficciones delirantes e hilarantes.

Curioso es, atendiendo a los recorridos previos de ambos, que las dos cabeceras que hoy hemos tenido a bien juntar en esta entrada se aparten, de manera más o menos notable, de las zonas de confort de Remender y Young para, al hacerlo, ampliar el espectro de sus ya muy atractivas carreras. De ‘Middlewest‘ ya hablamos cuando Norma lanzó la primera entrega de la serie; y a lo dicho entonces, hace escasos seis meses, sólo podemos añadir que la propuesta del escritor y dibujante de Illinois junto a Jorge Corona, no hace sino crecer en calado emocional con un sexteto de números que continuan desplegando los mil y un encantos que, ya en términos de personaje, ya en los que atañen a la construcción del lore, ofrece esta magnífica serie a quien a ella tenga la fortuna de acercarse —una fortuna que es doble si en el portentoso trabajo de Corona tuviéramos que volver a recalar.

Así las cosas, centremos nuestra atención en una ‘Death or Glory‘ que, con este segundo volumen, cierra una de las propuestas más enérgicas, locas, contundentes y bestias de cuantas Image nos ha hecho llegar en los dos últimos años: sustentada por una premisa de partida básica que se va nutriendo de pequeños detalles hasta que, sin darnos cuenta, ha logrado trascender su carácter de esqueleto, Remender se pone su capa más «cinematográfica» para, a modo de ‘Mad Max. Fury Road‘, ofrecernos una salvaje persecución que, repleta de la acción más brutal que os podáis imaginar, cuenta con un elenco de villanos que parecen salidos de la más degenerada imaginación de Garth Ennis.

Y es que resulta encomiable que Remender pueda cambiar de piel hasta el punto de acercarse a los modos que el irlandés llevó a cotas indescriptibles en ‘Predicador‘ y, si bien la protagonista de ‘Death or Glory’ responde a ciertos arquetipos femeninos bastante trillados en el séptimo arte —sin ir más lejos, la propia Charlize Theron del filme de George Miller serviría de referente claro para la Glory que aquí trata de salvaguardar a los suyos por unas carreteras infernales—, el guionista los hilvana con tantísimo talento y sutileza, que en ningún momento somos capaces de zafarnos del lazo de empatía que ésta genera.

Pero, atención, si lo de Remender es bueno —muy bueno, de hecho— lo que el francés Bengal plantea aquí es de un talante que raya lo sublime: impactante, de ritmo arrollador y con una capacidad asombrosa para instilar en el lector la sensación de estar asistiendo a secuencias de acción dignas de figurar en la saga de ‘Fast & Furious’, el trabajo del dibujante nos descubre a un nombre al que seguir muy de cerca, solicitando de quién nos esté leyendo y tenga la potestad de hacerlo, que trate de publicar en castellano los cinco álbumes que conforman ‘Naja‘, una colección publicada por Dargaud al otro lado de los Pirineos y que, con guiones de Jean-David Morvan, no podría tener mejor pinta. Mientras eso ocurre, o no, hacedme caso y acercaos, guardando una distancia prudencial no vaya a ser que terminéis salpicados de sangre, a ‘Death or Glory’, un entretenimiento de primer orden de una editorial que está, sí o sí, en primera posición de lo que nos llega desde allende el océano.

Death or Glory 2

  • Autores: Rick Remender y Bengal
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 168 páginas
  • Precio: 19 euros

Middlewest 2

  • Autores: Skottie Young y Jorge Corona
  • Editorial: Norma
  • Encuadernación: Rústica
  • Páginas: 152 páginas
  • Precio: 18 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar