‘Daphne Byrne’, terror a la vieja usanza

Uno siempre aprovecha la época de Halloween para ponerse un poco al día en cuanto a material “terrorífico” pendiente, ya sea audiovisual o de viñetas. No sé qué tendrá el Día de todos los Santos que a muchos empuja a darse una zambullida en terreno peligroso y la mayoría de las obras ganan enteros al verse envueltas en esa atmósfera tan especial. Este ‘Daphne Byrne’ fue una de las lecturas elegidas por el aquí reseñador presente para pasar un “mal rato”, todas y cada una de las obras precedentes pertenecientes al sello de DC ComicsHill House Comics” (el invento que le montaron al bueno de Joe Hill para que diera rienda suelta a su imaginación) me habían dejado muy buen sabor de boca y la presencia de un artista clásico como es Kelley Jones es aval suficiente como para acometer la lectura con gran interés. Si todo esto no terminara de convencer al aficionado, quizás las tremendas e inquietantes portadas de Piotr Jablonski podrían ayudar a tomar la decisión. Apariciones, sesiones de espiritismo, muertes y bastante mal rollete son solo algunos de los elementos que nos esperan en el volumen publicado por ECC.

Por las características del sello al que pertenece, “Daphne Byrne” es una historia de terror, obviamente, y nos presenta a una chica adolescente que vive con su madre viuda en el Nueva York de finales del siglo XIX. El padre de la familia murió en extrañas (y como nos sugieren en algún momento de la lectura, un tanto deshonrosas) circunstancias, algo que marcó el comportamiento de la madre que terminó desarrollando cierta adicción a las sesiones de espiritismo. Se podría achacar también a esta pérdida lo poco que encaja Daphne entre sus compañeras de clase, amén de las visiones que experimenta, inquietantes criaturas sobrenaturales y una entidad llamada Hermano que no la deja ni un solo momento. Todos los elementos funcionan a la perfección y la relación entre los personajes está bastante bien establecida, manteniendo el interés y la intriga mientras dura la lectura, guardándose la guionista algunos giros inesperados que no hacen más que sumar al resultado final. y, para qué negarlo, los lápices de Jones ayudan sobremanera a crear el ambiente perfecto para que todo fluya con más suavidad.

La dramaturga y guionista televisiva Laura Marks es la encargada de ponernos los pelos de punta con esta historia de terror gótico, un debut en el medio que le augura un futuro bastante prometedor. Bien es cierto que no estamos ante el relato más original que se pueda leer dentro de este género pero sabe como mantener al lector pegado al comic, pasando página tras página en busca de respuestas a todos los misterios que se van presentando. Por su parte, Jones, entrega un trabajo notable, sus personajes son fácilmente reconocibles y los juego de luces y sombras que tan bien domina se convierten en uno de los principales alicientes de la obra. Sí, la influencia de un gigante como Bernie Wrightson está ahí (de hecho, siempre ha estado) pero a estas alturas de su carrera se puede apreciar un estilo propio que lo ha aupado hasta convertirlo en un referente dentro de la industria (solo hay que echar un vistazo a todos los proyectos que ha firmado para El Caballero Oscuro de Gotham). La publicación de este “Daphne Byrne” nos deja tan solo “Inmersión” como la única referencia de “Hill House Comics” por ver la luz en nuestro país, algo que en breve va a tener solución. Permanezcan atentos.

[Grade — 8.00]

Daphne Byrne

  • Autores: Laura Marks y Kelley Jones
  • Editorial: ECC Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 160
  • Precio: 18,95

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar