‘Cuerpos sonoros’, maravilloso discurso por la tolerancia

Casualidad o no, la lectura de ‘Cuerpos sonoros’, lo nuevo de Julie Maroh publicado por Dibbuks, coincidió con el estreno en Netflix de ese capítulo final con el que la productora de VOD daba cierre a ‘Sense8’, la serie imaginada por las Wachowski y J.M.Strazcsynki en la que, entre otras cuestiones, se habla, y mucho, de TOLERANCIA, de DIVERSIDAD y de LIBERTAD SEXUAL, así, en mayúsculas.

Como quiera que no es asunto de esta entrada el explayarse en analizar la fantástica propuesta que los responsables de ‘Matrix’ han desarrollado, baste con decir que, impulsada por la personalidad de las hermanas —sobre todo de Lana, la primera en cambiar de sexo de las dos— ‘Sense8’ es, al margen de un vehículo de acción alucinante con secuencias soberbias que nada tienen que envidiarle a las aventuras de Neo y compañía, una arremetida de frente y sin tapujos contra todas aquellas mentalidades estrechas de miras que siguen pensando que lo normal es hombre y mujer, y que todo lo que se salga de esa obsoleta ecuación es poco menos que una aberración.

La mirada cínica y mordaz que la serie arroja contra tan vetusto esquema es la misma que, desde las viñetas que hoy nos ocupan, enarbola una Julie Maroh que retoma argumentos que ya expuso en aquel primer magistral instante de su trayectoria que fue ‘El azul es un color cálido’, ampliándolos sobremanera en un volumen que sabe de la suma relevancia del mensaje que está manejando y, aún así, lo trata todo desde tal humildad, que tan pronto comienza a leerse resulta imposible no caer rendido ante el despliegue de coherencia, de sencillez y de contundencia de argumentos que, arropadas de un inmenso talento gráfico, aúpa a ‘Cuerpos sonoros’ a un lugar de categórica preeminencia en las lecturas europeas que llevamos hechas este 2018.

Echando mano de una paleta sombría, llena de tonalidades apagadas de la gama de los térreos y los grisáceos, es quizás el color la única decisión de Maroh que, aún sentando de maravilla a las muchas pequeñas historias que aquí se nos presentan, no termino de comprender por cuanto, al ser la celebración de lo diverso que es desde la primera a la última página, creo que una explosión de colorido habría sentado de maravilla a unas planchas que, reitero, funcionan a la perfección en la manera en que las concibe la artista, dejando respirar cada uno de los muchos sutiles apuntes que rodean a unos protagonistas tan tridimensionales, que en ocasiones parece que estuviéramos ejerciendo de voyeurs sobre las vidas de alguien que podría ser nuestro mejor amigo o el vecino de la puerta de al lado.

Dicha cualidad, que también marcaba a fuego ‘El azul es un color cálido’, es la que vertebra algo más de 300 páginas que se leen con una fruición asombrosa, sin que en ningún momento, debido a su grácil estructura capitular, aparezca en el lector una sensación de cansancio, familiaridad con lo narrado —por aquello de que repita ideas— o ganas de aparcar el ejercicio de aproximación a la obra para continuarlo otro día. Y esto no es más que una consecuencia directa de la manera en que Maroh atrapa nuestra atención y nos hace partícipes del dolor, la pasión, el drama, la alegría, las sonrisas, las lágrimas, los desvelos, los orgasmos, la secreción de fluidos corporales y todo lo que acompaña a una relación, sea del talante que sea, se le pueda poner el calificativo que se le ponga. Todo es aceptable bajo la mirada de la autora y, ante tal conclusión, sólo podemos asentir y aplaudir enfervorecidos. ‘Cuerpos sonoros’. Julie Maroh. Grandes. MUY GRANDES

Cuerpos sonoros

  • Autores: Julie Maroh
  • Editorial: Dibbuks
  • Encuadernación: Rústica con solapas
  • Páginas: 304 páginas
  • Precio: 22,80 euros en

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar