‘Conan Rey vol.3: El espíritu del Cenotafio’, espadazos por doquier

ConanPortada
Menudo vértigo entra al pensar en la cantidad de material protagonizado por el bárbaro más famoso de los comics. Conan es uno de esos personajes que ha ido pasando de una editorial a otra y siempre han intentado mantener un equilibrio entre los comics más clásicos y una visión más moderna y actual, aunque siempre siendo respetuosos con los cánones. Las aventuras de nuevo cuño siempre han llamado la atención de los aficionados mas hard core ya que el material perteneciente a La Espada Salvaje o Conan El Bárbaro (recuperado en incontables ocasiones) seguramente descansa plácidamente en sus estanterías. Pero siempre hay una salvedad como este Conan Rey que, en otra gran maniobra comercial por parte de Planeta, nos visita en estos días, años después de su primera edición.

Hablar de Roy Thomas y del musculoso cimmerio es casi hablar de lo mismo. La carrera del primero siempre ha estado ligada a la del segundo en sus momentos de mayor inspiración como hemos podido comprobar en multitud de páginas llenas de fantasía. Ahora le toca el turno a Doug Moench (de hecho ya pudimos leer algo de este estupendo guionista en el anterior volumen) demostrar su buen hacer dando mandobles y lanzando hechizos en esta tercera entrega, ‘Conan Rey vol.3: El Espíritu del Cenotafio y otras historias‘.

Nada parece frenar al cimmerio para vivir nuevas aventuras, ni siquiera su condición de monarca en Aquilonia hará la vida de este guerrero monótona y aburrida. Moench utiliza todo su ingenio para que Conan se levante de su trono y se vea envuelto en algún tipo de contienda ya sea una nueva amenaza proveniente de fuera o dentro de su mismo reino o el simple destino lo que haga que empuñe de nuevo su poderosa espada. Demonios gigantescos de todo tipo y colores, literalmente, poderosos y peligrosos hechiceros sacados directamente de cierta space opera que transcurre en los designios de Mongo, o rebeliones encabezadas por quien pretendía ser amigo. Estas son solo algunas de las amenazas a las que tendrá que hacer frente, algunas de ellas junto a su inseparable hijo, Conn, el cual ya da señales inequívocas de quién es su padre.

A quien no conseguimos olvidar es a John Buscema. Los encargados de ilustrar los guiones de Moench intentan seguir las directrices del Conan más icónico, aquel que Big John fue creando página a página a lo largo de su inmaculada carrera. De esta manera nos encontramos con muy buenas páginas a cargo de Alan Kupperberg, Ernie Chan, Ron Frenz, Ricardo Villamonte y Marc Silvestri. Buenas pero aun lejos de a lo que nos tenía acostumbrados papá Buscema. Un mal menor que no impide en absoluto que la lectura de este Conan Rey sea una experiencia deliciosa y muy entretenida, ideal para los que quieran acercarse a un personaje con bastante historia a sus espaldas. [B-]

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar