‘Cleopatra Integral’, una aventurera que no pasa de moda

cleopatra

Al igual que le habrá pasado a muchos otros lectores de mi quinta, descubrí al personaje de Cleopatra a través de su hijo Marco Antonio, cuando sus peripecias se publicaban semanalmente en ‘El Pequeño País‘. Por aquel entonces, Cleopatra no era más que un personaje secundario, la madre pechugona de ese niño de gorra ladeada, poderes telequinéticos y carácter complicadillo que era, en realidad, el que de verdad resultaba interesante. Pero pasado el tiempo descubres que hay mucho más, que la historia se remonta nada menos que hasta principios de los 80, cuando la aventurera y aguerrida Cleopatra vio la luz en las páginas de la revista ‘Cairo’.

Un jovencísimo Mique Beltrán publicó en aquel entonces la historia corta “Pasaporte para Hong Kong”, la cual, a pesar de sus limitaciones, contaba ya con gran parte de los ingredientes que caracterizarían posteriormente a las aventuras de Cleopatra. Para empezar, un ritmo vertiginoso que provoca que más que leer cada página, volemos a través de ella. En segundo lugar, la mezcla de humor y aventura que destilan sus guiones, a lo que hay que sumar un concienzudo proceso de documentación. Y por último, algunos de los personajes recurrentes de la serie, como el Marqués y su ayudante Choni —que siempre andan metidos en algún negocio turbio—, el Mariscal —el bigotudo y algo colérico marido de Cleopatra— y el Dragón Rojo —el villano de turno al estilo Fu Manchú. Beltrán tiene la capacidad de definir muy bien a sus personajes en apenas unas pocas viñetas, no solo por su forma de hablar y de comportarse, sino sobre todo por su lenguaje corporal: su forma de caminar, de reaccionar, etc. De aquella primera —y muy conseguida— historia pasamos a otras más intrascendentes, como “Una tarde en el sex-shop”, hasta desembocar en la primera historia larga de Cleopatra, todavía en blanco y negro, titulada “La pirámide de cristal”.

En esta historia, nuestra pizpireta amiga sigue explotando su vena viajera, y como ya nos anuncia el título, en esta ocasión hace las maletas y parte rumbo a Egipto. Allí se pondrá a las órdenes del vehemente cineasta Lucas Jameson para rodar una película, al tiempo que deberá intentar chafar los planes de un villano malvado y cabezón que aspira a convertirse en el sucesor de Tutankamón. Es una historia divertida, que introduce algunos gags recurrentes como el del botones que aparece en los lugares más insospechados para entregar el teléfono, y que lleva la faceta aventurera de Cleopatra un poco más allá. Pese a todo, se nota que Beltrán aún no estaba 100% preparado para una historia tan extensa, así que el ritmo decae en ciertos momentos y la trama se alarga un pelín más de la cuenta.

El volumen integral se completa con otras dos historias largas, las mejores que protagonizó Cleopatra, y las primeras a todo color. Una de ellas es “Macao”, en la que unas fotos picantonas provocan que Cleopatra ponga rumbo a Asia para enfrentarse a un chantaje, mientras el Marqués y sus peculiares primos pelean por una herencia. En la otra, “La rebelión de las sombras”, el peligro procede de esas siluetas oscuras que nos acompañan a todas partes. Entre otras cosas, estas dos historias nos presentan a dos personajes tan emblemáticos como Marco Antonio y Mamá Gutanda. Pero destacan sobre todo por suponer la madurez de Beltrán como historietista. Sus trazos se han vuelto más definidos y estilizados, su uso del color es sobresaliente, y su estilo se ha convertido en una mezcla única surgida de las influencias de la línea clara y del cómic underground. Todo ello sumado a una serie de referencias a la cultura pop que harán las delicias de los lectores.

El integral publicado por Diábolo se completa con una serie de extras que incluyen bocetos y portadas que terminan de redondear el legado de Cleopatra. Puestos a pedir, solo echo en falta una entrevista con el autor donde se abordaran los orígenes y la evolución de la protagonista. Por todo ello, se convierte en un volumen indispensable para aquellos que quieran (re)descubrir a uno de los personajes más singulares del cómic español de los años 80. Solo nos queda esperar que su creador decida recuperar algún día a Cleopatra y compañía para hacernos vivir nuevas aventuras cargadas de humor y vitalidad.

Cleopatra Integral

  • Autor: Mique Beltrán
  • Editorial: Diábolo Ediciones
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 224
  • Precio: 29,95 euros

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar