‘Clapas’, terror rústico

Los amantes del cine de terror llevamos décadas e incontables títulos asistiendo a las incontables variaciones sobre el esquema de ‘La matanza de Texas‘ que el género ha tenido a bien idear. Las menos con cierto ingenio, las más tremendamente olvidables, lo cierto es que el filme con el que Tobe Hooper revolvió las tripas de toda una generación de espectadores y cambió ciertos paradigmas del terror, sigue siendo un hito del séptimo arte que, por más que se ha querido superar, sólo ha conseguido, a lo sumo, igualar la mala saña, el mal rollo y lo extremadamente desagradable de aquella primera vez en que nos cruzamos con Leatherface, su familia y el rugido de una motosierra. Como podéis imaginar, el esquema básico sobre el que Isao Moutte levanta esta ‘Clapas‘ es, precisamente, el que utilizaba el cineasta hace cinco décadas para aterrorizar a propios y extraños: un grupo de personajes, en este caso desconocidos entre sí, que se adentra por circunstancias en un inhóspito área y que, poco a poco, serán diezmados por haber ido a topar con la familia equivocada.

Al estar pasada por el filtro europeo, ‘Clapas’ gasta, aún con el handicap que supone no tener sonido ni poder recurrir a golpes de efecto, una mala baba similar a la que podemos encontrar en el terror que se rueda en el viejo mundo, ese que no sólo se conforma con retorcerte las tripas, sino que hace que te plantees hasta dónde es capaz de llegar la malsana imaginación de nuestra especie para dar con ideas que nos dejen mucho más que simplemente epatados —y, aunque se me vienen muchos ejemplos a la memoria, de esa cualidad tan especial del terror europeo, creo que pocas cintas lo representan mejor que ‘Mártires’, un filme que sólo he visto una vez y que me dejó marcado para siempre.

Sin llegar a los extremos que Pascal Laugier plasmaba en celuloide allá por 2008, sí que hay mucho de ese saber crear ambientes opresivos y desagradables en lo que Moutte plantea con ‘Clapas’. De hecho, es de aplaudir que el artista franco-japonés logre trastornarnos como lo hace con su nada complejo estilo gráfico y, sobre todo, con esa limitada paleta de amarillos y ocres que de manera tan llamativa caracteriza a las páginas del volumen publicado por Ponent Mon. Inmisericorde y directo, ‘Clapas’ es un relato que te agarra por las gónadas y no te suelta por más que intentes zafarte. Y eso, en nuestro diccionario, lo convierte en un volumen de lectura obligada.

Clapas

  • Autores: Isao Moutte
  • Editorial: Ponent Mon
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 156 páginas
  • Precio: 34 euros
Oferta
Clapas (PONENT MON)
  • Moutte, Isao (Author)

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar