‘Batman. Detective Comics: El sindicato de víctimas’, a MÁS

Fue tanto el espacio que le dedicamos hace unos meses —concretamente allá por Marzo, cuando os ofrecimos una doble reseña del primer volumen de ‘Detective Comics’ junto con el correspondiente de ‘All-Star Batman’— que resulta inevitable recuperar algunas de las reflexiones que entonces hacíamos sobre la cabecera que comandó James Tynion IV hasta que cedió las riendas a Bryan Hill, que a su vez hizo lo propio en favor de James Robinson hasta que en la serie desembarcó Peter Tomasi, su actual guionista y el último en demostrar que, desde la marcha de Tynion después de casi 50 números redondos, la colección anda bastante desorientada.

Dejando de lado apreciaciones acerca del presente de la veterana serie del hombre murciélago, de entre las cosas que dijimos entonces, me quedo, si a Tynion nos referimos con:

(…) unos guiones fantásticos que, enhebrados en torno a un reparto coral en el que el personaje de menor importancia es el alter ego de Bruce Wayne, se hacen grandes en la definición de los cinco miembros de la agrupación que tendrá que hacer frente a la amenaza de los hombres murciélago.

Y, en términos gráficos, con:

Dominando por completo tanto uno como otro —Eddy Barrows y Álvaro Martínez Bueno— la caracterización de personajes, es en la composición de las páginas, en el inmenso mar de recursos que ponen sobre la mesa y en la espectacularidad con la que asaltan nuestros sentidos donde tanto uno como otro nos pillan tan por sorpresa como Tynion lo hace en los guiones

Ambas citas enmarcan a la perfección un segundo volumen en el que el guionista se saca de la chistera al Sindicato de Víctimas, una agrupación de sufridores colaterales de los enfrentamientos de Batman con sus diversas némesis que, habiendo obtenido poderes, están dispuestos a hacérselas pasar muy putas al guardián de Gotham. Tal recurso, plagado de personajes a cada cual más «malrollero», provoca un considerable ascenso en el interés por lo que ya habíamos leído en el anterior arco argumental, que ya era muy, pero que muy elevado, aumentando Tynion la apuesta con respecto a las sinergias que se van cosiendo entre los miembros de la familia «batmaníaca» al someterlos a las duras pruebas que traen consigo los componentes del Sindicato.

Uniendo a ello una alternancia entre Barrows y Bueno, Bueno y Barrows, que colocaba en su momento a ‘Detective Comics’ como la serie mejor dibujada del Universo DC, sólo queda apuntar que, para rubricar un volumen redondo, tenemos los números 948 y 949 de la numeración original, dos cómics dedicados a Batwoman y espléndidamente dibujados por Ben Oliver, que siguen perfilando a la pelirroja heroína, junto a Tim Drake, como los dos personajes que recibieron la mejor faceta del incuestionable talento de James Tynion IV.

Batman. Detective Comics: El sindicato de víctimas

  • Autores: James Tynion IV y VVAA
  • Editorial: ECC
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 168 páginas
  • Precio: 18,95 euros en

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar