‘Astrid Bromuro 2. Cómo atomizar a los fantasmas’, otra…gozada

Cuando allá por julio hablábamos del primer volumen de ‘Astrid Bromuro’ editado por Dib-buks, lo hacíamos en términos que dejaban claro lo mucho que habíamos disfrutado con esta lectura que, protagonizada por una niña y contada de forma que aludiera directamente a los más pequeños de la casa, era capaz al mismo tiempo de encandilar a los no tan jóvenes merced a su frescura, a la calidad de su dibujo y a ese tono algo irreverente y fresco que detentaba Astrid y el ambiente en el que Fabrice Parme la movía. Cinco meses después, volvemos a tener entre las manos un volumen firmado por el artista francés con la señorita Bromuro como principal personaje y las sensaciones no se limitan a ser similares, sino que incluso superan de forma tímida lo mucho que ya gozamos con ‘Cómo aniquilar al Ratoncito Pérez’ confirmando que es esta una serie que sirve a ese difícil propósito que ya comentaba de poder hablarles de tú a tú a un rango de edad que se mueve entre los 6-7 años y los 99 que indicaban in illo tempore las cajas del ‘Monopoly’.

Trasladando la acción fuera de las paredes de la mansión Bromuro a un internado, ese lugar que tanto juego ha dado siempre en las historias protagonizadas por niños, Parme añade aquí otro elemento íntimamente ligado a dichos lugares que da tanto o más juego que los mismos: los fantasmas. Con ambos engranajes moviendo la trama y Astrid sirviendo de lubricante entre uno y otro, afirmar que ‘Cómo atomizar a los fantasmas’ se mueve con extrema fluidez es, simplemente, quedarse muy cortos: con un humor sutil siempre presente pero nunca preminente, y recurriendo a lugares comunes que no lo son tantos una vez han pasado por sus hábiles manos, Parme traza una historia dinámica y juguetona que, una y otra vez, invita al lector adulto a dejar prejuicios a un lado y a pasárselo «como un enano». Si se acepta dicha propuesta, lo que le aguarda al tebeofilo veterano son poco menos de quince minutos de auténtico regreso a la infancia, un regalo que, como podréis imaginar, no está pagado. Es por eso que recomendamos encarecidamente la lectura de esta segunda entrega de ‘Astrid Bromuro’ y os instamos, cómo no, a las espléndidas impresiones que, seguro, nos dejará la tercera cuando los chicos de Dib-buks tengan a bien compartirla con nosotros.

Astrid Bromuro 2. Cómo atomizar a los fantasmas

  • Autores: Fabrice Parme
  • Editorial: Dib-buks
  • Encuadernación: Cartoné
  • Páginas: 40 páginas
  • Precio: 10,45 euros en

Artículos destacados

Deja un comentario

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar