‘Defying Gravity’, ¿y si mezclásemos ‘Perdidos’ con ‘2001: Una odisea en el espacio’?

Pues que tendríamos algo muy parecido a Defying Gravity, una de las series más interesantes estrenadas este año en los EE.UU. Ocho astronautas, cuatro hombres y cuatro mujeres, se embarcan en una misión de seis años de duración a bordo de la nave Antares con el objetivo de visitar siete planetas del sistema solar. Los protagonistas creen encontrarse en una misión meramente científica pero las altas esferas del control de tierra les ocultan una sorpresa en uno de los compartimentos de carga que cambiará drásticamente el sentido de sus vidas y la misión: Beta.

La serie recurre a continuos flashbacks para profundizar en las relaciones de los personajes, forjadas durante su selección y preparación en la Tierra, ofreciéndonos un nuevo ejemplo de como hacer una ciencia ficción sobria, sin más efectos especiales que los necesarios y con un sólido guión plagado de cliffhanger.

Si alguno de vosotros ha visto el episodio piloto de Virtuality seguro que acaba de tener unos cuantos deja vu bastante importantes. Las similitudes entre ambas series rozan lo absurdo y como bien apuntaba Wicho de Microsiervos, es realmente extraño que los creadores de ambas series no se hayan cruzado unas cuantas denuncias. Eso sí, Defying Gravity está bastante por encima de Virtuality en todos los niveles, y tiene la excusa de inspirarse en el documental de la BBC, Odisea del espacio, donde precisamente se servía de una ficticia misión tripulada de la Agencia Espacial Europea por los planetas del sistema solar para mostrar cómo son y las dificultades que plantearía un viaje de esta magnitud incluyendo los problemas técnicas, psicológicos y físicos.

Aunque el creador de la serie, James Parriott (Anatomía de Grey), afirmó que tenía planificada la historia para dos temporadas más, lo cierto es que no las tiene todas consigo después de que la ABC hiciese un amago por cancelarla en el episodio 8, emitiese el 9 fuera de su parrilla habitual y se limitase a emitir el décimo en el canal canadiense SPACE hace apenas una semana. Es en esta cadena donde parece que se terminarán de emitir los tres episodios que restan para completar la primera temporada y muy a mi pesar me temo que la cosa no llegará más lejos.

Aún así, merece la pena verla y asumir el riesgo de añadir un nuevo título a la infame lista de “series que molaban y cortaron antes de tiempo dejándonos con la miel en los labios con un final que planteaba más enigmas de los que resolvía”. La lista es tan larga como su título e incluye series como Millennium (lo mejor que ha hecho Chris “Expediente X” Carter en su vida), Invasión (con un magnífico William Fichtner en el papel de Sheriff “abducido”), John Doe (la prueba de que Dominic Purcell es capaz de mostrar más expresiones de las que utilizó con Lincoln Burrows en Prison Break) o Jericho (vale, esta no moló tanto pero la idea podía haber dado para mucho).

Sitio oficial | Defying Gravity (ABC)

Artículos destacados

Los comentarios están cerrados.

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar