‘El asesino de Green River’, Jeff Jensen, el Capote de las viñetas

El asesino de green river portada

Superado sólo por la ciencia ficción y al mismo nivel que el western, el cine negro siempre ha sido uno de mis géneros predilectos del séptimo arte (perdida está desde hace mucho la cuenta de cuántas veces habré visto ‘El halcón Maltés’) y, como no podía ser de otra manera, también del noveno. Sólo hay que echar un rápido vistazo a mi tebeoteca para encontrar múltiples ejemplos de eso que solemos llamar cómic noir y, por extensión, de cualquier cosa que se le parezca.

Ejemplos que van desde el ‘Criminal‘ de Brubaker al ‘100 balas‘ de Azzarello pasando por el magistral ‘Parker‘ de Darwyn Cooke o el reciente ‘Castilla drive‘ de Anthony Pastor, por citar un puñado reducido de ejemplos. Con tan desaforada pasión por esta forma de narrar historias, estaba claro que esta ‘El asesino de Green River‘ no lo iba a tener fácil para lograr convencerme. Pero lo ha hecho. Y cómo.

[seguir leyendo]

‘El cuentacuentos’, otra maravilla de Zidrou

El cuentacuentos portada

Con tan sólo cinco títulos publicados en nuestro país, entre los que se incluye este maravilloso ‘El cuentacuentos‘, Zidrou ha pasado de ser un completo desconocido a convertirse en una de las mejores voces a la hora de narrar bellísimas historias ilustradas capaces de transportar al lector a desconocidos rincones de nuestro mundo en los que anida una singular magia que queda plasmada de forma soberbia por mor de la labor de los artistas que hasta ahora han tenido la suerte de colaborar con él.

Primero nos llegó ‘Lidye‘, relato tierno y dramático de lo que una madre estaría dispuesta hacer por una hija lleno de momentos de gran emotividad que ilustraba con trazo sobresaliente y excelso uso del color nuestro compatriota Jordi Lafebre. Tras él, y junto a nombres como los de Homs, Sempere, Sergio Córdoba, Esther Gili, Pedro J.Colombo o, de nuevo, Lafebre, el escritor belga nos regalaba ‘La anciana que nunca jugó al tenis‘, fantástica colección de relatos a cada cual más entrañable y mejor dibujado.

[seguir leyendo]

‘Neil Gaiman: Leyendas del abismo vol.2’, la magia del Universo DC

Leyendas del abismo 2 portada

Es uno de esos nombres a los que le sobra toda posible presentación que uno pretenda hacerle. Y es por ello que, obviando cualquier parrafada que intente (sin conseguirlo) desgranar en estas breves líneas todo el genio y la grandeza de lo que Neil Gaiman ha ido legando a sus lectores a lo largo de los años, vamos «del tirón» a lo que nos interesa y metámonos de lleno en el segundo volumen de ‘Leyendas del abismo‘ que ECC editaba el pasado mes de noviembre de 2012, un segundo tomo que dedica sus principales esfuerzos a recopilar los cuatro prestigios en los que Neil Gaiman y sendos artistas nos hablaron de la magia en todas sus posibles acepciones.

Cierto es que sería menospreciar el resto del material contenido en este brillante volumen si no hiciéramos mención a los magníficos relatos que acompañan a ‘Los libros de la magia‘, destacando de entre todos ellos, qué duda cabe, ese ‘Sandman midnight theatre‘ ideado alimón por Gaiman y Matt Wagner y espléndidamente ilustrado por Teddy Kristiansen.

[seguir leyendo]

‘The Zumbies’, muertos vivientes y ¿¡rock’n’roll!?

The zumbies portada

Va a resultar bastante interesante el poder, dentro de unos años cuando la fiebre actual por el sub-género haya (por fin) trascendido, analizar las causas sociales que han llevado a esta pasión que estamos viviendo en los últimos tiempos por todo lo relacionado con los muertos vivientes. Pero, como digo, habrá que dejar que, primero, la exagerada proliferación de proyectos relacionados con los zombis pase a mejor vida para, después, identificar cuáles fueron los motivos que llevaron a tan desaforada inclinación por este género dentro del terror. Mientras tanto, queda disfrutar de las alocadas propuestas como la que ahora publica Dib-buks, esta singularísima ‘The Zumbies‘.

Con el canon de lo que entendemos en este momento por muerto viviente establecido por la magistral serie de Robert Kirkman, resulta extremadamente refrescante que Julien CDM y Yan Lindingre se hayan apartado hasta el punto que lo hacen en este álbum que mezcla, sin ningún tipo de vergüenza, humor, sexo, drogas, muertos vivientes muy diferentes a los que estamos acostumbrados y rock’n‘roll.

[seguir leyendo]

‘Gone to Amerikay’, una historia de inmigrantes

Gone to Amerikay portada

Considerando detenidamente su temática, me cuesta entender la decisión de ECC de publicar en castellano un título tan sumamente particular como este ‘Gone to Amerikay’. Y me cuesta, ante todo, porque, aunque intenta mantener una cierta semblanza de universalidad en su desarrollo, el relato escrito por Derek McCulloch y dibujado por Colleen Doran está orientado a un tipo de lector muy específico: americano de ascendencia irlandesa, con todo lo que ello implica.

Basado en ‘Thousands are sailing’, una canción del grupo de rock anglo-irlandés The Pogues, la historia de McCulloch hunde sus raíces en las fuertes componentes de arraigo que los descendientes de los irlandeses siguen teniendo para lo que consideran como su tierra natal, y todo el volumen está impregnado de la melancolía que forma parte inherente de aquellos que cruzaron el Atlántico en busca de una vida mejor en la tierra de las oportunidades.

[seguir leyendo]

‘Batman. Scottish connection’, una historia pequeña para un gran dibujante

Batman. Scottish connection portada

Leído hoy, quince años después de que fuera publicado por primera vez, ‘Batman. Scottish connection‘ deja entrever mucho más los defectos que tres lustros atrás un lector mucho menos fogueado en el mundo de los cómics no era capaz de observar, llevado como estaba en aquél momento por la intensidad propia de un «frikismo» que empezaba a despertar y que hacía que consumiera con avidez (y no muy buen criterio) cualquier cómic de superhéroes que cayera en mis manos.

Aunque no lo recuerdo de forma cristalina, tengo la vaga sensación de la edición original americana de este prestigio (¡ah!, que tiempos aquellos en los que DC editaba prestigios de forma recurrente) entró a formar parte de mi colección por lo llamativo que me resultó entonces el dibujo de un Frank Quitely al que conocía por primera vez por mor de estas páginas que hoy nos ocupan.

[seguir leyendo]

‘Nela’, soberbia adaptación del clásico de Galdós

Nela portada

El funcionamiento de los resortes de la memoria es tan curioso como, en no pocas ocasiones, inesperado. Fue tener en mis manos esta ‘Nela‘ con la que Rayco Pulido Rodríguez rinde un espléndido homenaje a la novela de Benito Pérez Galdós y recordar, de repente, que la primera (que no única) vez que leí ‘Marianela‘ fue, siendo todavía niño, de mano de la Minibiblioteca de la literatura universal de Petete.

Anécdotas personales al margen, este primer contacto con la obra de Pulido se ha tornado en el descubrimiento de un autor con unas capacidades narrativas que trascienden, y mucho, lo que la simplicidad de su trazo es capaz de revelar al lector en una primera aproximación. Preñada de recursos que reflejan un ingenio sobresaliente que está más allá de cualquier sombra duda, esta adaptación con mayúsculas de la obra de Galdós sirve a Pulido para explorar las posibilidades de un medio que ofrece singulares oportunidades al artista a la hora de ir separándose del título que le sirve de soporte.

Crisol de multitud de referencias (aunque probablemente sean aquellas que este redactor quiere ver y no las que el canario ha tenido en consideración a la hora de ir enhebrando la narración) en las páginas de Pulido se dan la mano formas muy diferentes de entender el noveno arte que, lejos de chirriar en su articulación, conforman el perfecto marco de fondo para que el trazo del artista se explaye a la hora de abordar el acercamiento a ‘Marianela’.

[seguir leyendo]

‘Castilla drive’, género negro en toda su grandeza

Castilla drive portada

Flamante ganadora del Premio Polar en el reciente Festival de Angouleme, ‘Castilla drive‘ es una de esas novelas gráficas en la que importan tanto las sensaciones que uno va extrayendo durante su apasionante lectura como el poso de reflexión que deja tras ella, y las muchas veces que, en las horas siguientes a su finalización, el pensamiento vuelve a ella para encontrar matices que no se habían apreciado anteriormente.

Brillante exponente del género en el que se enmarca (el polar es el equivalente francés al género negro americano y su nombre viene de la abreviatura de «policier») la obra de Anthony Pastor, artista de madre gala y padre español, se desarrolla en unos términos que, sin ser completamente ajenos a lo que otros títulos de género negro pueden ofrecer (y me estoy acordando ahora mismo del ‘Criminal‘ de Brubaker), sí que introduce ciertos parámetros que hasta ahora no había encontrado en ninguna otra historia.

[seguir leyendo]

‘The long tomorrow’, Norma arranca con la biblioteca Métal Hurlant

The long tomorrow portada

Tres palabras. Dos autores. Dieciséis páginas. Una obra maestra del cómic de ciencia-ficción. Una única posibilidad en la que estos tres factores confluyen: ‘The long tomorrow‘. Apodada «la historieta de dieciséis páginas más influyente de la historia«, este singularísimo relato que Moebius y Dan O’Bannon concretaban por puro aburrimiento allá por 1976 hartos de que Jodorowsky no pusiera en marcha su adaptación del ‘Dune’ de Frank Herbert, terminaría marcando a fuego el fuerte viraje que la ciencia-ficción dio en el cine a partir de mediados de los años 70, dejándose notar su influencia en tres títulos puntales de la historia del séptimo arte: ‘Star Wars‘, ‘Alien‘ y ‘Blade Runner‘.

Antes de la aparición de ‘The long tomorrow’, y una vez se habían trascendido las fórmulas de la ciencia-ficción de serie B de los años cincuenta, el género parecía establecer unas bases que iban a quedar determinadas por la limpieza espacial de ‘2001‘ o las utopías terrenales que podíamos ver en ‘La fuga de Logan‘. Y fue este breve relato el que hizo que del Discovery de Kubrick pasáramos al Halcón Milenario de Lucas, y que la falsa luminosidad de ese futuro en el que a la humanidad no le es permitido superar los 21 años de edad fuera sustituido por la oscura suciedad de la hiperpoblada Los Ángeles que Ridley Scott imaginó para su obra maestra.

[seguir leyendo]

‘Paul en Quebec’, la calidez que vino del frío

Paul en Quebec portada

Sin haber tenido acceso previo a los dos volúmenes publicados por Fulgencio Pimentel, descubrí las aventuras de Paul con el primer tomo editado por Astiberri ‘Paul se muda‘ y aunque me pareció una lectura agradable, no vi nada en él que apuntalara la grandeza que otros veían en Michel Rabagliati. Su siguiente «aventura», ‘Paul se va de pesca‘, resultó un salto cualitativo tanto en calidad narrativa como en profundidad temática. Pero a la luz de la maestría y la grandeza que muestra en ‘Paul en Quebec‘, cualquier esfuerzo anterior de Rabagliati ha quedado singularmente empequeñecido.

«Auto-ficción», así es como Rabagliati suele referirse a sus tebeos. Un término que, explicado, hace referencia al fuerte matiz autobiográfico con el que desarrolla sus historias en el que, no obstante, siempre hay espacio para poder introducir elementos no extraídos directamente de la realidad. En sus propias palabras

Todas las historias que cuento las he vivido yo. No soy capaz de hacer ficción. Necesito estar conectado con una historia real, sea divertida o triste.

[seguir leyendo]

‘Capucha Roja y los forajidos. Redención’, el regreso del temido Scott Lobdell

Capucha roja y los forajidos portada

Ah, los noventa. ¿Cómo olvidar los cómics de aquella década? No, en serio ¿cómo podríamos olvidarlos? ¿Qué habría que hacer para borrar de nuestra memoria las interminables sagas mutantes, las eras de Apocalipsis, las primeras series de Image, los Heroes Reborn…? ¿Qué? No todo fue infumable durante aquellos años, obviamente, pero lo que uno guarda en su recuerdo sería poco grato sino fuera porque aquellos años fueron los que consolidaron mi afición y expandieron mi colección hasta empezar a tomar la forma que tiene hoy, aunque, todo hay que decirlo, de aquellos tiempos no quede ni una puñetera grapa en mis estanterías.

Asociado de forma indeleble a un momento editorial en el que todo valía para vender cuantos más cómics mejor(y aquí supongo que todo el mundo recordará las políticas de las cientounamil portadas diferentes para un mismo cómic) está Scott Lobdell, guionista responsable de muchos de los acontecimientos gordos que acaecieron en Marvel por aquél entonces y uno de esos nombres que uno creía que no iba a volver a ver en la portada de un cómic hasta que el primer número de ‘Capucha Roja y los forajidos‘ vio la luz en septiembre de 2011.

[seguir leyendo]

‘El corazón coronado. Integral’, las excentricidades de Jodorowsky

El corazon coronado integral

La (re)lectura de ‘El corazón coronado‘ ha vuelto a poner de manifiesto una idea que se me ocurrió, años ha, cuando ya había consumido gran parte de la producción en cómic de Jodorowsky. Ésta no era otra que, ante cualquier nueva aproximación que hubiera que hacer de su obra, dos podían ser las opciones que se abrían ante el potencial lector. Para la primera, habría que hacer acopio de cuantas más sustancias alucinógenas mejor para así poder sacar algo en claro de toda la abusiva y desenfrenada verborrea con la que el chileno suele caracterizar sus títulos.

Para la segunda, mucho más recomendable y menos perjudicial para la salud, habría que tratar de ignorar en la medida de lo posible todos los ininteligibles discursos que se han convertido en marca de fábrica del psicomago para, con inmensa paciencia, intentar entresacar alguna conclusión lógica de la monumental ilógica de la que suele hacer gala.

[seguir leyendo]

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar