‘El Ministerio del Tiempo vol. 1: Tiempo al tiempo’, presentando a Salvador Martí

Podemos adorar ‘El Ministerio del Tiempo’, o podemos llegar a firmar críticas que inician agrias polémicas con el mismísimo Javier ‘The Showrunner’ Olivares, pero lo que tenemos claro los editores de Fancueva es que esta serie ha marcado un hito en la producción patria. Un potente movimiento fan surgido de forma más o menos espontánea (bien alimentado por cauces oficiales, eso sí), ciencia ficción fantástica tomada en serio, e incluso acusaciones de plagio desde este lado del charco hacia grandes productoras americanas (Albertini calienta en la banda).

Ahora que se acaba de emitir la primera parte de una tercera temporada, retrasada, casi dada por perdida y que existe gracias a la entrada de Netflix en el proyecto (cambio de reglas mediante), echamos un vistazo a uno de los productos surgidos para alimentar el ansia fan. Se trata del primer volumen del comic basado en la serie, y que publica Aleta.

[seguir leyendo]

«Lucy y Andy Neandertal», la Edad de Piedra a golpe de viñeta

El cómic educativo es un recurso perfecto para despertar intereses en jóvenes lectores. Tras triunfar con «Darth Vader e hijo», Jeffrey Brown nos atrae a la vida en la dura Edad de Piedra de la mano de «Lucy y Andy Neandertal».

Brown nos narra con su estilo claro y ameno cómo era la vida diaria de los Neandertales, cómo cazaban, se relacionaban y creaban herramientas, a través de los ojos de los pequeños Lucy y Andy y su clan. Siempre a través de historias divertidas, donde las preocupaciones cotidianas no son muy diferentes de las que ocupan las cabecitas de peques de corta edad: quién se queda al cargo de la cueva cuando hay una partida de caza, o cómo pasar más rato con esa chica que tanto te atrae (pero que pasa de ti porque eres muy pequeño, y porque está pensando en otro más mayor).

[seguir leyendo]

7 Wonders, de Antoine Bauza

7 Wonders, un clásico intemporal

7 Wonders, de Antoine Bauza

Cuando preguntas a cualquier aficionado qué recomiendan para dar el salto a los grandes juegos de mesa, lo habitual es citar ‘Carcassonne’ y ‘Colonos de Catán’, que han sido y siguen siendo grandes puertas de entrada a este género. Tras probar uno de mis imperdonables pendientes, creo que ‘7 Wonders’ es una buena opción para atraer a nuevos jugadores.

Antoine Bauza logró cumplir los requisitos más importantes: sencillo de aprender, vistoso, adictivo como pocos, y tras la primera partida ya empiezas a darle vueltas a cómo mejorar tu estrategia para la siguiente. Es más, mientras que durante la primera partida te dedicas a tu juego, en la segunda piensas en cómo evitar que los demás hagan el suyo.

[seguir leyendo]

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar