Uniformes cosplay de World of Warcraft [Frikada de la Semana]

Estandarte de Guerra de la Alianza Para celebrar el quinto aniversario de World of Warcraft, que es esta semana, la empresa Sideshow Collectibles ha creado en colaboración con Blizzard Entertainment una colección de uniformes y accesorios para los fans de este juego de rol masivo online, que incluye tabardos, banderolas y armas a tamaño real.

Se presentan dos tabardos diferentes (sin cota de malla), uno para la Horda y otra para la Alianza, en talla de humano corpulento y valeroso (o bien de corpulento y retorcido orco). También se incluyen dos banderolas estandartes, correspondientes una a cada facción, de siete metro de alto por cinco de largo, perfectas para colgar en el salón del trono de tu apartamento, o para usar de alfombra al estilo Pimedio.

Por último, tenemos una réplica de la espada Frostmourne, que por desgracia sólo está disponible para Estados Unidos (aunque quizás podáis terminar encontrándola en Toledo más tarde o más temprano).

Los tabardos cuestan 80 dólares, la banderolas 40 dólares, y la réplica de Frostmourne sale por 150 dólares. Aunque se puedan comprar desde ya, no empiezan a enviarlos hasta principios de año, así que si los compras para celebrar el aniversario, en realidad estarás ayudando a que los de Blizzard monten la fiesta con tu anticipo.

Galería de fotos

(Haz click en una imagen para ampliarla)

500x_untitled-1_03.jpg
500x_untitled-2_02.jpg
500x_untitled-3_03.jpg
500x_untitled-4_03.jpg
500x_untitled-5_01.jpg
500x_untitled-6_03.jpg

Vía | Compartidos de Fran Zaplana
Más información | Kotaku
En ZonaFandom | La Frikada de la Semana

Etiquetas

Alkar @bidorto

Vivo en las afueras de Málaga. El tiempo que me deja libre mi trabajo como analista acústico me gusta dedicarlo a la subcultura. No recuerdo cuando empecé a leer cómics pero por casa, en Jerez, siempre hubo tomos de Asterix y grapas de Mortadelo. Lo que realmente me abrió a la cultura alternativa fue una partida de Star Wars d6. Al poco estaba en la reunión inaugural del Club Dragom, en Jerez. Gracias a este grupo montamos varias jornadas y pude probar de todo: MERP, Rolemaster, Ragnarok, Runequest, AD&D, La Llamada de Cthulhu, Cyberpunk, Vampiro, Lobo, Mago, Fanhunter, Shadowrun, Mutantes en la sombra, Magic, Battletech, Mechwarrior, Warhammer… hasta ¡Niños!, El Juego de Rol de los Niños de Goma. En esa época me volví irremediablemente Tolkiendili, y adicto a la literatura épica y fantástica. Poco antes de mudarme a Málaga me presentaron a Pratchett, y comenzó la caza de ejemplares descatalogados en ferias de ocasión. Increíblemente, encontré a una malagueña que, sin ser rolera, comparte muchos de mis gustos y hace chistes sobre la Patrulla X. Aceptó casarse conmigo, aunque no me dejó cortar la tarta con Nársil. “Mola, pero es un muy grande. Quizás un sable de luz…”

Compartir este Artículo en