Los mejores juegos eróticos de 2008 según 2Chan

Aunque no somos especialmente dados a hablar del género hentai, de vez en cuando está bien romper la rutina y sucumbir a nuestros más bajos instintos. Si además resulta que tenemos una lista con los 25 mejores juegos eroge (eróticos) editados durante el 2008 (en Japón, claro) avalada por los salidillos foreros de 2Chan, pues mejor que mejor. ¡Que aproveche!

1. Sumaga (Nitro+)
2. The Devil on G-string (Akabeesoft2)
3. Rui wa tomo wo yobu (Akatsuki Works)
4. Concerto Note (Applique Soft)
5. Little Busters! Ecstasy (Key)
6. Beat Blades Haruka (Alicesoft)
7. Wizard’s Cliimber (Softhouse Chara)
8. Sakura Strasse (Palette)
9. Shikkoku no Sharnoth (Liarsoft)
10. FORTUNE ARTERIAL (August)
11. Kagerou Note (Rail soft)
12. Princess Frontier (AXL)
13. Prima Stella (Atelier Kaguya)
14. Maple Colors 2 (Apricot)
15. Battle Goddess Episode-0 (Eushully)
16. Shin koihime musou (BaseSon)
17. Toushintoshi III (Alicesoft)
18. 11eyes (Lass)
19. Toppara ~ zashikiwarashi no hanashi ~ (Caramel Box)
20. Chrono Belt (propeller)
21. Twinkle Crusaders (Lillian)
22. Amatsukaze (Ninetail)
23. Akatsuki no goei (Shangrila)
24. ef – the latter tale – (Minori)
25. Shakkin Shimai 2 (Selen)

En cuanto al number one de la lista, Sumaga (también conocido como Star Mine Girl), tan solo decir que en él encarnamos a un chico incapaz de recordar quién es o de donde viene y que eventualmente será salvado por una joven bruja. Hace apenas unos días se anunció el lanzamiento de We Don’t Need A Happy End, una edición especial/expansión del que poco se sabe de momento salvo que incluirá nuevos personajes y una historia ampliada. Os dejo con el trailer para que vayáis abriendo boca:

Vía | Canned Dogs

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en