Los juegos hentai y la doble moral

Rapely

La primera vez que escuché la noticia fue en Game Over, y ya entonces saltó en mí la vena jugona y anti-hipócrita ante semejante situación, después leí de nuevo la noticia en Misión-Tokio y esa fue la puntilla para cabrearme del todo y animarme a escribir mi opinión sobre todo este asunto, que aunque algo tarde pienso que es totalmente válida.

El detonante de todo el follón ha sido Rapely un juego de la compañía Illusionsoft que se cataloga como un simulador de violaciones en 3D, tema muy serio, la verdad. Mientras el juego se encontraba a la venta exclusivamente en Japón, nadie dijo nada, el problema real surgió bastante tiempo después tras su salida, cuando Amazon permitió la compra del juego más allá de las fronteras niponas.

Y he aquí que el juego aterrizó en USA por la gracia de la importación, y ya sabemos como son los norteamericanos con su doble moral. El juego fue torpedeado por diversas asociaciones feministas, entre ellas Equality Now, formada en USA pero de ámbito internacional. Las quejas de dichas asociaciones consiguieron eliminar a Rapely del catálogo de Amazon, pero la cosa no acabó ahí, sino que continuaron las presiones para eliminarlo completamente del mercado nipón, cosa que también lograron.

En Japón, seguramente por el influjo de las mencionadas presiones, se barajó la posibilidad de prohibir tajantemente todo tipo de juegos con contenido erótico que cumpliera ciertas directrices como centrar su trama en un colegio, contener violaciones explícitas, etc. Al final las medidas no han sido tan severas, y la cosa ha quedado en poco más que un maquillaje, como por ejemplo eliminar las palabras “violación”, “depravada”, y otras de las cajas de los juegos hentai, lo cual ha obligado a algunas compañías a modificar a última hora los títulos de algunos de los juegos que tenía a punto de salir a la calle.

A ver, sé que lo que voy a decir se ha venido diciendo desde hace ya mucho tiempo en los círculos del mundillo videojueguil, desde la primera vez que nos sentimos atacados por los medios de comunicación generales (encabezados por la televisión) cuando declaraban que los videojuegos generaban un comportamiento violento entre los jóvenes, y las asociaciones entre ‘Counterstrike’ y un chaval que se ha liado a tiros en su instituto de un estado de USA que no controla el mercado de armas dentro de sus fronteras eran constantes.

Videojuego Hentai

Con los juegos hentai ahora está sucediendo algo muy similar, asocian el consumo de este tipo de videojuegos con la causa de los ataques sexuales que se provocan en las calles, y he aquí el tremendo error de su argumentación. El país que cuenta con mayor cantidad de videojuegos hentai en sus calles es evidentemente Japón, cuyo nivel de violaciones es muy inferior al de otros países de occidente como, ¡anda!, USA.

Así que de nuevo sus propios argumentos les dejan en evidencia. Los videojuegos, ya sean hentai o violentos, no son una causa clara de incitación a la propia violencia. Ojo, no digo que uno puede estar treinta y seis horas seguidas jugando a videojuegos hentai y no le afecte, todo tiene su medida y si uno no conoce su límite, debería moderarse.

Los juegos hentai son una realidad desde hace ya bastantes años. Muchos hemos echado nuestras partidas (a escondidas normalmente) a juegos como ‘Cobra Mission’, ‘Knights of Xentar’, ‘Pia Carrot’, ‘Three Sister’s Story’, etc (umm, quizás me aventure en un futuro a hacer una review de cada uno), los cuales apenas podíamos ver en las estanterías de las tiendas salvo en algún caso excepional. Que se tenga conocimiento, en España no ha habido ningún ataque sexual a alguna pobre chica propiciado por algún jugador de juegos hentai, ni creo que se llegue a dar el caso.

Si así fuera, es ilógico culpar única y exclusivamente a un videojuego mientras el resto de factores como la familia, los amigos (si los tiene) y el entorno cercano escurren el bulto, algo, por desgracia, muy típico en España y otros muchos países.

Creo que es obligado mencionar el hecho de que existe una regulación por edades en el mundo de los videojuegos, al igual que ocurre con el cine, pero de la misma manera que este, es ignorado cual farola en la calle, hasta que el pobre niño ve como decapitan a una pobre bañista y entonces es cuando el padre de la criatura choca de bruces con la farola y se queja de que no la había visto y la culpa es de quien la colocó ahí sin avisar.

Francamente, no sé que tiene que ocurrir para que los hipócritas que dictan las normas y blanden la tan débil moral cual plumero desgastado se den cuenta que están llamando a la puerta equivocada. No condenen los juegos hentai y los videojuegos en general, de la misma manera que no condenan los libros violentos (los cuales no tienen ningún tipo de regulación, quizás porque no hay tanta gente que lea libros como para regularlos), por ejemplo.

En Zona Fandom | Glosario Nipón: Hentai

Etiquetas

Roberto Pastor @Roberto_Pastor

Hijo de Dragon Ball, consumidor de manga y anime junto a otros instrumentos de diversión como el cine y los videojuegos. La treintena me ha traído más sensatez pero no menos diversión, o al menos eso es lo que quiero pensar. Geográficamente me sitúo en San Vicente del Raspeig (Alicante).

Compartir este Artículo en