‘Final Fantasy XIII’ se pone a la venta en España

No os voy a desvelar ningún secreto si os digo que hoy se ha puesto a la venta en nuestro país el esperado ‘Final Fantasy XIII’, la nueva entrega de la famosa saga de Square. Desde ayer en realidad muchas tiendas han ido colocando en sus estanterías las versiones para PlayStation 3 y Xbox 360 de esta primera incursión de Final Fantasy en las consolas de alta definición y nos consta que pese a las duras críticas recibidas desde algunos medios y aficionados nipones el juego se está vendiendo como pan caliente.

Tras haberle puesto las manos encima y haber disfrutado de las primeras horas de juego (no tantas como me gustaría, pero todo se andará) varias cosas saltan a la vista: 1. Definitivamente el juego es tremendamente lineal, algo que según dicen se supera al finalizar unas 20 horas de juego (de las 50/60 totales) 2. El sistema de juego se ha simplificado quizás en exceso limitándonos con frecuencia a pulsar compulsivamente un único botón para encadenar un ataque tras otro (espero que esto cambie cuando cuente con un grupo en toda regla y los enemigos supongan un reto mayor) y 3. El apartado técnico es sencillamente sobresaliente, con unos gráficos que (al menos en PS3) quitan el hipo, una banda sonora que alcanza el nivel habitual de la saga y, por supuesto, unas secuencias cinemáticas de las de «coge palomitas y disfruta».

Aún es pronto para atrevernos a plantarle nota pero en definitiva, incluso considerando sus defectos, apunta maneras de ser un digno componente de la saga que dificilmente decepcionará a los fans de los RPG japoneses, un género en el que actualmente no abundan precisamente demasiados títulos dignos de consideración (con perdón de ‘Star Ocean: The Last Hope’, lanzado el mes pasado para PlayStation 3 en su edición Internacional tras su paso previo por Xbox 360).

¿Qué os está pareciendo a vosotros?

Etiquetas

Miguel Michán @miguelmichan

He visto más películas de ciencia ficción y terror de las que mis padres deberían haber permitido. He pasado noches en vela encarnando a un poderoso mago neutral malvado. He llorado con algún que otro juego de Square. Y hasta llegué a convertir mi pasión por el manganime y la cultura japonesa en una forma de ganarme la vida cuando, en Noviembre de 2000, creé Shirase, una revista especializada que dirigí durante tres años mientras colaboraba en las revistas Dokan y Minami. Así que sí, puede decirse que llevo con orgullo eso de ser un friki como la copa de un pino. ¡A mucha honra!

Compartir este Artículo en